lunes, 30 de septiembre de 2013

Patatas importantes



Como está de  moda lo vintage y a mi esta receta me recuerda a los años 60 y 70,  la he puesto de moda en mi cocina. Hacía muchos años que no la hacía, con lo ricas que están !!!
Esta receta estaba en una vieja libreta de recetas de cocina que tenemos de mi madre, de uno de esos cursos de cocina que hizo, cuando “la sección femenina”  iba a los pueblos, para enseñar cosas modernas :) a las mujeres de los pueblos, recetas de cocina, economía domestica, corte y confección, etc… L@s que nacisteis en la década de los 60 sabéis de lo que hablo.
Tengo que ser honesta y decir que esta receta no la he hecho yo íntegramente, la hizo mi hijo en un día de inspiración culinaria, y con mi ayuda a la hora de freír y de hornear, todo lo demás lo hizo el solito !!! que minichef tengo en casa :)
Las patatas importantes o patatas a la importancia son originarias de Palencia, conocidas en toda la geografía española y que recuerda antiguas recetas. Es un plato económico que suele servirse caliente en cazuela de barro.
Como todas las recetas, tiene sus variantes y se cocina de forma diferente según las zonas, por ejemplo, le podemos poner caldo de pollo en vez de agua, o poner un poco de pimentón y vino en el sofrito, incluso hay quien le pone almejas, almendras tostadas, tomate frito o queso.
A nosotros nos gustan pobres, con pocos ingredientes, que sepan a patata.




Ingredientes

-         1k de patatas.
-         1 o 2 huevos.
-         Harina.
-         1 cebolla.
-         2 o 3 dientes de ajo.
-         Aceite de oliva.
-         Sal.
-         Pimienta blanca molida.

Cortamos patatas en rodajas no muy gruesas, de ½ cm, las pasamos por huevo y harina y las freímos en una sartén con aceite de oliva.
Ponemos las patatas en un molde de horno.
En una sartén hacemos un sofrito con 3 cucharadas de aceite, la cebolla y los ajos picados muy finos, una vez pochados, añadimos 1 cucharada de harina, le damos unos vueltas y lo desleímos un poco de agua, añadimos este sofrito a las patatas, y terminamos de cubrir con mas agua, se mueve el molde para que se mezcle todo, añadimos sal y pimienta blanca molida y si queremos un poco de perejil picado. Dejamos en el horno a fuego lento durante 20’. Antes de sacarlas del horno las pincharemos para comprobar que están blandas.
Tienen que quedar con un poco de salsa.



¡ Buen provecho !

viernes, 27 de septiembre de 2013

Bollitos de mosto



Hace 2 años en esta misma temporada, publiqué una receta típica de mi pueblo, el pan de mosto, un pan dulce, delicioso para tomar con leche, que se hace en las casas en otoño cuando llega la vendimia. Buscando otras recetas con este valioso líquido, encontré esta receta que creo que es típica de Albacete, en el blog La cocina de Calandrita, la he hecho en 3 ocasiones, dos el año pasado y una este año y por fin os la enseño. Estos bollitos no se parecen al pan de mosto tradicional que yo hago, estos son más jugosos y esponjosos, pero tienen en común ese sabor característico y delicioso a mosto.
El pan de mosto que publique hace 2 años, continúa teniendo visitas en el blog durante todo el año y no se, si es solo para consultas o porque seguís haciéndolo y  quiero explicar o aclarar  algo que es fundamental para las dos recetas:
Para elaborarlas es necesario mosto natural, es decir el zumo que se obtiene de la molienda o prensado de las uvas frescas, no zumo de uva industrial, ni mosto o vino sin alcohol, que solo saben a azúcar. En mi caso está hecho con mosto de uva de viña, el que usamos para hacer el vino, un zumo dulce, que recojo y uso antes de empezar la fermentación. Por eso esta receta solo la hago en esta temporada, en otoño, cuando hacemos la vendimia; me acerco a la bodega y me traigo varios litros de este preciado zumo que en  ocasiones lo he congelado y una vez descongelado el resultado es el mismo, así puedo hacer mis panes y bollitos durante todo el año. Si no tenéis la posibilidad de tener una bodega cerca o queréis hacer estos bollitos en otro momento, podéis triturar con la batidora o en la licuadora un buen racimo de uvas, colar mosto y usarlo.




Ingredientes (salen unos 20 bollitos pequeños)

-         250 ml de mosto natural.
-         3 huevos medianos y otro para pintar los bollitos.
-         125 ml de aceite de oliva frito y frío.
-         25 gr. de levadura fresca.
-         650 gr. aproximadamente de harina de fuerza.
-         100 gr de azúcar. Podemos poner el 20% de azúcar invertido (80 gr de azúcar normal y 20 gr de azúcar invertido) y un poco mas para espolvorear.
-         Para aromatizar: ralladura de limón o 1 cucharada de agua de azahar.

Templar el mosto y disolver la levadura en él. Añadir los huevos ligeramente batidos, el azúcar, el aceite y el aroma que le vayamos a poner, batimos todo y vamos incorporando la harina poco a poco. La masa quedará un poco blanda y pegajosa pero así los bollos quedarán más esponjosos. Dejamos reposar 2 horas o hasta que doble su volumen, en un lugar cálido y tapada, yo suelo ponerla dentro del horno.
Una vez la masa haya levado, cortamos porciones iguales de unos 40 gr y hacemos unos panecillos, con ayuda de mas harina para que no se nos peguen en las manos. Los ponemos en la bandeja del horno sobre papel de hornear, un poco separados porque tienen que levar nuevamente. Dejamos reposar 1 hora en un lugar cálido (puede ser dentro del horno antes de encenderlo).
Pasado el tiempo de levado, sacamos la bandeja del horno y lo encendemos a 200ºC y mientras preparamos nuestro bollitos.
Le hacemos un corte a los bollitos con un cuchillo afilado, los pintamos con la clara del huevo un poco batido y los espolvoreamos con azúcar húmeda, para ello ponemos en un cuenco 2 cucharadas de azúcar, le añadimos 4 o 5 gotas de agua, mezclamos, se hará grumos que los espolvoreamos sobre los bollitos. También los podemos pintar con huevo batido y poner un poco de azúcar normal.
Horneamos unos 15 minutos. Los dejamos enfriar sobre una rejilla para que no de quemen por abajo.





¡ buen provecho !

lunes, 23 de septiembre de 2013

Ensalada capresse


Antes de terminar la temporada  de tomates en el pueblo, pues  son los mejores tomates para hacer esta ensalada y antes que las plantas de albahaca de mi jardín empiecen a ponerse pochas, disfrutaremos de la última ensalada caprese de este verano, aunque este otoño seguiremos tomando ensaladas pero con otros ingredientes.
La ensalada caprese o simplemte caprese, solo por su nombre ya sabemos que es una ensalada italiana, originaria de la región de Capri. Compuesta por tomate, mozzarella fresca y hojas de albahaca de la variedad de hoja grande, regada con aceite de oliva y a la que le podemos añadir otros ingredientes dependiendo de las zonas y de los gustos de cada uno, pimienta, hierbas aromáticas, aceitunas negras o queso rallado. A mi me gusta sola como os la presento, tomate y mozzarella, con aceite de oliva y orégano y por supuesto bien presentada, una ensalada servida con esmero parece que sabe mejor.
Una ensalada sencilla y deliciosa.


Ingredientes para 4 personas
-         500 gr de tomates maduros pero firmes.
-         400 gr de mozzarella.
-         Hojas de albahaca grandes.
-         Aceite de oliva.
-         Sal, pimienta.
-         Orégano.


Escurrimos la mozzarella de su líquido y la partimos en rodajas o en tacos.
Lavamos los tomates y los hacemos rodajas o también tacos.
Ponemos ambos ingredientes en una ensaladera o en un plato llano alternando rodajas de tomate y rodajas de mozzarella, regamos con aceite de oliva, espolvoreamos con orégano y con las hojas de albahaca, salpimentamos y servimos.



 ¡Buen provecho!

viernes, 20 de septiembre de 2013

Albóndigas de bonito



Aunque disponemos de bonito congelado todo el año, la temporada de bonito fresco llega a su fin  en este mes. Comenzamos la temporada en junio con una rica marmita, hemos tenido todo el verano para disfrutar de unas ricas rodajas a la plancha y  terminamos la temporada con una receta muy original, albóndigas de bonito.
Esta receta como no podía ser de otra manera es de mi tocaya Maria José de Pasen y Degusten, que como buena cántabra es única en estos platos marineros, aunque yo le he hecho una pequeña modificación en el rebozado.
Recordaros que el bonito y el atún son pescados azules y muy beneficiosos por su alto contenido en omega 3, vitaminas  del grupo B, D y A y minerales como el potasio, magnesio, fósforo, hierro y yodo. Lo que lo hacer ser un alimento muy saludable, excepto por su alto contenido en purinas, que el organismo transforma en ácido úrico, desaconsejando su consumo  a las personas con gota o hiperuricemia.
Espero que os gusten como a nosotros.


 
Ingredientes para 4 personas o mas:

-         500 gr de bonito.
-         La miga de ½ barra de pan, de tamaño normal.
-         Leche.
-         3 dientes de ajo.
-         Unas ramitas de perejil.
-         1 huevo.
-         Sal.
-         Harina para rebozar, mas 1 cucharada.
-         Aceite de oliva.
-         3 cucharadas de tomate frito.
-         Un vaso pequeño de vino blanco.

Limpiar el bonito de piel y espinas. Picarlo fino con un cuchillo o en la picadora y ponerlo en un bol.
Poner la miga de pan en remojo con un buen chorro de leche.
Añadir al bonito los dientes de ajo machacados o picados muy finos, el perejil también picado, sal, la miga de pan escurrida y el huevo. Mezclar bien todos los ingredientes y dejamos reposar la masa en el frigorífico un par de horas.
Hacemos bolitas, las enharinamos y freímos en una sartén con abundante aceite caliente. No deben cocinarse mucho, solo un poco por fuera, se terminarán de cocer en la salsa y así quedarán mas jugosas. Las reservamos en un plato sobre papel absorbente.
En una cacerola ponemos  un poco de aceite de freír las albóndigas, unas 2 o 3 cucharadas, añadimos la cucharada de harina y la tostamos un poco, incorporamos el tomate frito, el vino blanco y agua hasta que tengamos una salsa ligera, moviendo con unas varillas para evitar que se  hagan grumos y un poco de sal. Dejamos hervir hasta que espese un poco, entonces  incorporamos las albóndigas y dejamos cocer unos 15 minutos a fuego suave. Dejaremos la salsa mas bien clarita, porque después espesa, si le faltara líquido le añadimos mas agua.
De una día para otro gana en sabor.



 ¡ Buen provecho !

lunes, 16 de septiembre de 2013

Mousse de yogourt con pétalos de rosa



Conocéis a alguien a quien no le gusten los yogourts? Yo no. Es tan grande la variedad de que existe en el mercado que es difícil que alguien no encuentre el yogourt que le guste, naturales, de frutas, con frutas, con fibra, con soja, con bifidus, desnatados, cremosos, griegos y mousses, uno de los que mas gustan en casa.
Cuando vi esta receta en un libro de cocina que compré en IKEA, sabía que me gustaría, pero como todas las recetas no siempre salen como a ti te gusta, así que he tenido que hacerla varias veces para encontrar la proporción de ingredientes que tuviera la consistencia que me gustase.
Aquí os la dejo, con los cantidades que para mi son las adecuadas para una consistencia de mousse suave y esponjosa y no quede demasiado dura.
Los pétalos de rosa son una “ pijada” aunque no tienen tan buena pinta como yo pensaba, están muy ricos de comer, pero si no te quieres complicar te los puedes comer solos o con frutas, yo lo he hecho con frambuesas, pero también le puedes poner una cucharada de la mermelada que mas te guste.




Ingredientes para 4 personas

-         2  yogourts griegos.
-         3 hojas de gelatina ( he usado la de mercadona, que son un poco mas pequeñas que las de otras marcas).
-         2 claras de huevo.
-         125 ml de nata para montar (35%MG).
-         4 cucharadas de azúcar.
-         Zumo de ½ limón.
-         Azúcar glas y canela para decorar (opcional).

Para los pétalos de rosa con azúcar
-         pétalos de rosa ( puedes usar pétalos de  violeta o de pensamiento)
-         Azúcar glas.
-         1 clara de huevo.

Ponemos las hojas de gelatina en remojo en agua fría.
Calentamos en el microondas el zumo de limón y disolvemos en él la gelatina.
Mezclamos el yogourt  con 2 cucharadas de azúcar y le incorporamos la gelatina cuando haya enfriado un poco.
En un bol montamos las claras a punto de nieve, con una pizca de sal.
En otro bol montamos la nata con otras 2 cucharadas de azúcar.
Incorporamos poco a poco cucharadas de clara montada y de nata a la mezcla de yogourt y mezclamos con movimientos suaves y envolventes.
Repartimos en cuencos o vasitos individuales y dejamos que cuaje en el frigorífico varias horas.
Para hacer los pétalos de rosa, primero los lavamos y secamos. Batimos la clara y mojamos los pétalos en ella, seguidamente los pasamos por azúcar glas. Los ponemos en la bandeja del horno sobre papel de hornear.
Los metemos en el horno bajo el grill a 180ºC para que queden crujientes, cuidando de no quemarlos.
Decora la mousse con los pétalos, con azúcar y canela o con fruta. 



¡ Buen provecho!

viernes, 13 de septiembre de 2013

Arroz con bogavante

L@s que entendéis de estos bichos, os habréis dado cuenta que, lo que se ve en la foto no es un bogavante, sino una langosta. Para los inexpertos como yo, viene a ser igual o casi igual.
Este arroz lo he hecho en 2 ocasiones, una con bogavante y otra con langosta y os tengo que decir, y creo que es una barbaridad, que no sé apreciar la diferencia, solo sé que las pinzas de los bogavantes no hay quien las abra, es dificilísimo y otra cosa, que prefiero que el bicho esté muerto, otra barbaridad me imagino, porque soy incapaz de partirlo y arrancarle las patas vivo y moviéndose, solo describirlo ya me cuesta :(
Una vez pasado este mal trago y cocinemos el bicho, el arroz está muy rico.



Ingredientes para 4 personas

-         1 bogavante de 1 k o un poco mas (éste está hecho con  langosta).
-         350 gr de arroz.
-         2 tomates maduros.
-         1 pimiento rojo.
-         1 pimiento verde.
-         ½ cebolla.
-         3 o 4 dientes de ajo.
-         1 cucharadita de pimentón.
-         Caldo de marisco, aprox. 1 litro.
-         Aceite de oliva.
-         Sal.
-         Azafrán.

Comenzamos haciendo un caldo, en 1 litro de agua, con las patas y las pinzas de bicho, ponemos en el caldo, una cebolla, un puerro, una zanahoria y un poco de perejil, dejamos hervir 15 o 20 minutos y después machacamos las patas para que salga el jugo que puedan tener dentro, colamos y reservamos caliente.
El cuerpo (crudo) lo hacemos trozos de 3 cm aprox.
En una cacerola ponemos un poco de aceite de oliva y sellamos los trozos de la langosta o bogavante por ambos lados y reservamos en un plato. En ese mismo aceite (aunque tenga restos, no pasa nada, pues le darán buen sabor al nuestro arroz), hacemos un sofrito con los ajos, la cebolla y los pimientos, todo bien picadito, a fuego suave para no quemar la cebolla. Añadimos los tomates, sin piel ni semillas y en trocitos pequeños y rehogamos todo unos 10 minutos a fuego lento. Incorporamos el arroz rehogamos todo 1 minuto mas y agregamos el caldo de marisco muy caliente, salamos y ponemos azafrán y cuando empiece a hervir bajamos el fuego y dejamos cocer a fuego medio moviendo de vez en cuando, a los 10 minutos incorporamos los trozos de langosta con el jugo que hayan soltado y dejamos hervir al menos 5 minutos mas, si le faltara caldo se le añadiría caliente. Debe quedar meloso, no caldoso.



 ¡ Buen provecho !

lunes, 9 de septiembre de 2013

Taboulé o ensalada de cuscús



Ensaladas !!!  un mundo infinito, de pasta, arroz, patatas, trigo, cuscús, verduras, hortalizas, legumbres, fruta... frías, calientes, templadas, mas sanas, mas energéticas, mas refrescantes, en fin no pararía de decir cosas sobre las ensaladas, me imagino que vosotros también.
Hagas de lo que hagas las ensaladas le puedes añadir los ingredientes que mas te gusten y si dejas volar tu imaginación, te aseguro que nunca te aburrirás de comerla y nunca una ensalada te saldrá igual que la anterior.
Con respecto a la presentación ni te cuento, con una sencilla combinación de ingredientes puedes quedar como un autentico chef, si te esmeras en una bonita decoración, lo que parece algo muy sencillo, se convierte en un entrante merecedor de una importante comida.
La taboulé, es originaria del Líbano y en esa zona la hacen con trigo, mientras que en la zona del magreb la elaboran con cuscús, sirviéndola en algunos lugares sobre hojas de lechuga. En casa la comemos con bastante frecuencia, a mi hijo le gusta más que el arroz y además es más rápida de hacer. Es muy refrescante sobre todo si le pones hierbabuena en vez de perejil. 




Ingredientes para 4 personas

-         200 gr de cuscús precocido.
-         1 tomate.
-         1 pepino pequeño.
-         10 aceitunas sin hueso, verdes o negras.
-         1 cebolla pequeña.
-         Sal.
-         Aceite de oliva.
-         1 limón.
-         Perejil o hierbabuena.

Preparamos el cuscús como nos indique el paquete, normalmente suele ser la misma cantidad de cuscús que de agua caliente, un poco de sal y dejar reposar. Pasado el tiempo lo removemos para que se suelte.
Partimos el tomate por la mitad, le quitamos las semillas y lo hacemos trocitos pequeños. Picamos la cebolla también en trocitos pequeños. Partimos las aceitunas por la mitad. Pelamos el pepino y lo hacemos cuadritos pequeños.
En un bol hacemos la salsa con un buen chorro de aceite, un poco de sal y el zumo del limón, emulsionamos todo.
En una ensaladera ponemos el cuscús, añadimos las verduras troceadas y regamos con la salsa, espolvoreamos con perejil o hierbabuena.



 ¡ Buen provecho !

jueves, 5 de septiembre de 2013

Tarta de galletas, natillas y chocolate



Esta riquísima tarta es la típica  que nos hacían  nuestras madres en los cumpleaños, un sencillo flan o natillas con galletas y cuando querían que fuera un poco especial le ponían una capa de chocolate y la adornaban con merengue. En el pueblo no había pastelerías y las tartas nos la hacia nuestra madre, que aunque no disponía de mucho tiempo, siempre nos hacía algo especial para los cumpleaños.
Una tarta muy sencilla, que le gusta a todos, sobre todo a los niños. Una tarta tradicional que no debemos dejar de hacerla, con ese sabor y olor de antes.
Esta tarta ha ido evolucionando con el paso del tiempo, mi madre la hacía con chocolate Kitín, flan tamatina y galletas maría hojaldras, ahora usamos otras marcas al existir en el mercado gran variedad de chocolates y flanes.
Yo sigo haciéndola con flan tamatina, pero puedes sustituirlo por un sobre de natillas caseras, incluso hay quien lo hace con flan, pero a mi me gusta mas con natillas o tamatina, que son mas cremosas.
El chocolate, también lo puedes sustituir por una capa de flan de chocolate, solo tienes que poner unas cucharadas de chocolate en polvo a las natillas o incluso hacer un chocolate a la taza espeso. Además le puedes poner las capas que quieras, admite todo.



Ingredientes para 6 – 8 personas

Con estas cantidades hacemos 3 capas de relleno, 2 de chocolate y 1 de natillas, si solo queremos una capa de chocolate, reducimos los ingredientes de la capa de chocolate a la mitad.

-         Galletas maría redondas o cuadradas (yo he usado 1 rulo y ½ ).
-         500 ml de nata.
-         350 gr de chocolate para postres.
-         1 sobre de natillas royal o de flan tamatina.
-         400 ml de leche.
-         4 cucharadas de azúcar.
-         1 cucharada de brandy (opcional, yo no lo pongo).
-         Leche para mojar las galletas.

Ponemos en un cazo la nata, cuando esté caliente añadimos el chocolate troceado y removemos hasta que se funda y haya espesado un poco. Apartamos y reservamos. Si te gusta muy dulce le puedes poner un poco de azúcar al chocolate.
En otro cazo ponemos la mitad de la leche a calentar, en la otra mitad disolvemos el sobre de natillas, cuando la leche del cazo esté caliente añadimos las natillas con la leche y el azúcar, dejamos cocer hasta que espese. Reservamos.
Mojamos ligeramente las galletas en la leche y el brandy (si lo vamos a poner) o mejor las pincelamos, así no absorberán tanta leche. Las colocamos en un molde desmoldable o en un aro de cocina y las cubrimos con la mitad del chocolate, encima ponemos otra capa de galletas mojadas en leche y sobre estas, las natillas que tienen que estar mas bien espesitas, volvemos a cubrir con galletas mojadas y terminamos con el resto de chocolate. Dejar enfriar en el frigorífico 5 o 6 horas, después decorar a nuestro gusto. Yo lo he hecho con galletas maría mini y con galletas picadas.










¡ Buen provecho !

lunes, 2 de septiembre de 2013

Pizza de berenjena



Hola a todos, ya estamos de vuelta y como no podía ser de otra manera, con una receta de verduras, mis favoritas. Yo no he cogido ningún kilo estas vacaciones pero, conozco a mas de un@ que cuando empieza el mes de septiembre comienzan a hacer dieta para quitarse esos kilitos de las cervezas y los helados. Pues nada mejor que comer verduras y al horno.
Esta receta me la dio a principios de verano Angeles una compañera de mi hermana y es raro la semana que no la hago, aunque haya que encender el horno. No siempre le pongo atún, he probado a hacerla con salsa boloñesa y no sabría por cual decidirme, están deliciosas. Gracias Angeles por esta receta tan rica, tan fácil y tan sana.
Hoy es un día un poco duro :( he comenzado a trabajar y empieza la rutina, madrugar, casa, comidas…, pero estaba deseando que llegara este día para empezar a la actividad de blog, que aunque tiene su trabajo, también me da mucha “vidilla” ver vuestras recetas, haceros comentarios… pero vengo muy descansada de las vacaciones  y  dispuesta a subir recetas otro año mas.




Ingredientes para 4 personas

-         2 berenjenas medianas.
-         1 lata de atún pequeña (de 80 gr).
-         2  o 3 cucharadas de tomate frito casero.
-         100 gr de queso rallado, yo suelo poner mozzarella.
-         Orégano.
-         Sal.
-         Aceite de oliva.


Pelamos la berenjena y la hacemos rodajas de ½ cm o mas finas. La ponemos en un bol con agua y un buen puñado de sal, dejamos reposar ½ hora. Pasado el tiempo, le quitamos el agua, enjuagamos y ponemos las rodajas sobre papel absorbente.
Precalentamos el horno a 180º C.
En un molde de pizza o en su defecto en la bandeja del horno, colocamos las rodajas de berenjena, intentando que no queden huecos entre ellas, si es necesario las montamos un poco unas sobre otras.
Ponemos una pizca de sal y regamos las rodajas con un hilo de aceite de oliva. 
Le ponemos el tomate frito y lo esparcimos bien con el revés de una cuchara, no debe tener mucho tomate, solo una capa muy fina.
Escurrimos el atún de su aceite, lo rompemos un poco con un tenedor y lo repartimos sobre las berenjenas. Cubrimos con el queso rallado, espolvoreamos con un poco de orégano y si quieres decora con un poco de tomate frito,metemos en el horno durante 15 o 20 minutos, dependerá de vuestro horno, en el mío con 15 minutos es suficiente.
Cortamos porciones con un corta pizzas.




 ¡ Buen provecho !