viernes, 29 de noviembre de 2013

Ensalada caramelizada



Con esta ensalada inauguro la temporada de recetas apropiadas para la Navidad.
En estas fechas intentamos hacer comidas con ingredientes más caros y no siempre acertamos.
En ensaladas, las de lechuga son las más acertadas  en mi casa. Con gambas, zanahorias, aguacates, piña, no siempre aciertas, porque no le gustan a todo el mundo, en especial los niños.
Esta ensalada lleva ingredientes muy normalitos,  el contraste del bacon, las nueces y el pan caramelizado, le dan a esta ensalada un toque delicioso, crujiente y muy sabroso.
Esta receta es del libro de Sergio Fernandez “Cocinamos contigo” de canal cocina, fue uno de los regalos del concurso de recetas con pepino español.




Ingredientes para 4 personas

-         1 bolsa de brotes tiernos de lechugas variadas o 1 bolsa de canónigos.
-         250 gr de bacon ahumado.
-         Un puñado de nueces.
-         Un puñado de pasas (yo no las pongo).
-         Varias rodajas de pan del día anterior.
-         1 cucharada de azúcar.
-         Aceite de oliva.
-         Sal.
-         Pimienta.
-         Vinagre.

Troceamos el bacon y lo freímos en un poco de aceite hasta que quede muy crujiente. Escurrimos y reservamos.
Partimos el pan en cuadritos y lo freímos en una sartén con un poco de aceite, cuando esté frito añadimos el azúcar y dejamos que se caramelice, moviendo sin parar para evitar que se queme, cuando tenga color caramelo lo apartamos.
Hacemos una vinagreta con aceite, sal, vinagre y pimienta, emulsionamos bien.
En una ensaladera ponemos las lechugas, aliñamos en la vinagreta, mezclamos  y ponemos encima el bacon, las nueces y el pan.
Servir enseguida.




¡ Buen provecho !

lunes, 25 de noviembre de 2013

Tarta balon de futbol para Jesus



Si, ya sé, otra receta dulce, es raro en mi blog, verdad? tenía pensado empezar con las recetas de navidad, pero lo dejaré para la próxima entrada.
El sábado fue el cumpleaños de mi hijo, 15 años como 15 soles. Recuerdo cuando estaba recién nacido como si hubiera sido ayer, dios mío!!! como pasa el tiempo, ya tengo en casa un adolescente, con cosas de adolescente, claro, pero responsable, estudioso, cariñoso, alegre…bueno ya paro, que no tengo fin cuando hablo de mi hijo.
Aunque le pasa como a mi, que no es muy goloso, tenía ganas de hacerle una tarta diferente, ésta la había visto hace tiempo en el blog de pasen y degusten, pero no me decidía a hacerla, porque a Jesús le gusta el futbol, pero no es demasiado fanático. Se la vi a Jose y me quede pensando si la hacía o no y como siempre hago, en el ultimo momento me decidí.
No ha sido fácil, aunque Jose ya lo advertía, necesité unas clases de geometría y a pesar de todo… quedó un poco chapuza. Pero lo importante es que a mi hijo le gustó y la tarta está bastante rica y vistosa.

¡ Felicidades mi amor, te quiero !




Ingredientes
Para las planchas de bizcocho
-         8 huevos.
-         240 gr de azúcar.
-         240 gr de harina.
-         2 cucharadas de levadura royal.
-         30 gr de cacao en polvo.
Para la Mousse de chocolate
-         50 gr de azúcar.
-         3 claras de huevo.
-         150 ml de leche.
-         400 ml de nata para montar 35%MG.
-         1 sobre de gelatina neutra ( yo puse 6 láminas).
-         1 tableta de chocolate Nestlé postres o 250 gr de otra marca.
Para el almíbar
-         125 gr de azúcar.
-         100 ml de agua.
-         10 ml de brandy ( yo no lo puse).
-         10 ml de whisky.

Comenzamos haciendo las planchas de bizcocho.
Separamos la claras de las yemas. Montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal y reservamos.
En otro bol batimos las yemas con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina. Incorporamos la harina con la levadura tamizadas y mezclamos bien. Añadimos las claras montadas poco a poco y con movimientos suaves y envolventes.
Dividimos esta masa en dos partes iguales y le añadimos a una de ellas el cacao en polvo, mezclamos suavemente, hasta que todo esté bien integrado.
Forramos la placa del horno con papel de hornear y vertemos la masa, repartimos y alisamos por toda la bandeja dejándola lo mas pareja posible. Ponemos en el horno previamente caliente a 180ºC durante 12 minutos (yo lo dejé 15 y el bizcocho estaba un poco seco).
Hacemos igual con la masa de chocolate.
Dejamos enfriar y mientras hacemos la Mouse.
 
Derretimos el chocolate al baño de maría y dejamos enfriar un poco.
Montamos las claras a punto de nieve y reservamos.
Montamos la nata con los 50 gr de azúcar y reservamos.
Calentamos la leche y derretimos en ella la gelatina, añadimos el chocolate derretido y mezclamos bien.
Ponemos la mezcla de chocolate en un bol y añadimos la nata montada y las claras a punto de nieve, poco a poco y con movimientos suaves y envolventes, hasta que toda la mezcla esté bien integrada y homogénea.
Para el almíbar, mezclamos el azúcar, el agua y los licores, los ponemos en el fuego y cuando la mezcla esté caliente y el azúcar disuelta, apartamos, no dejamos que hierva. Dejamos templar.

Montaje de la tarta.
Forramos un bol redondo con film de cocina.
Recortamos en una cartulina un hexágono y un pentágono de 4 o 5 cm de lado (si tu bol es grande las piezas pueden ser grandes pero si es pequeño es mejor hacerlas de 4cm). Puedes usar una pelota como referencia. Aunque yo saqué un patrón por internet, no recuerdo la página.
Cuando las planchas de bizcocho estén frías cortamos pentágonos  con el bizcocho de chocolate y hexágonos con el bizcocho blanco. 
Esto es lo mas complicado de la tarta,  después tienes que ir recortando y retocando  las piezas que ya tenias cortadas, porque no es fácil que encajen justas. Ya lo irás tu viendo, intenta no perder la paciencia, que todavía queda bizcocho para seguir recortando piezas. Yo tuve que cortar 8 hexágonos y 6 pentágonos y me vinieron justos.
En el centro del bol ponemos un pentágono de chocolate y alrededor  5 hexágonos. Hay que ponerlos muy juntos para que la  mouse no se cuele entre ellos.
Luego colocamos el resto de pentágonos y  hexágonos y  recortaremos las piezas que sobresalgan del borde del bol. Si quieres corta un círculo de bizcocho del tamaño del bol para que haga de tapa, yo la puse, pero no es necesario.
Calamos los bizcochos con el almíbar.
Rellenamos el bol con la mouse  de chocolate. Le ponemos el disco de bizcocho ( si lo vamos a poner) y tapamos con el film que nos sobra por los bordes. Dejamos enfriar en el frigo, mejor de un día para otro.
Para desmoldarla solo tenemos que volcar el bol sobre una bandeja y saldrá sola, retiramos el film y lista.



¡ Buen provecho !

viernes, 22 de noviembre de 2013

Castañas en almibar



Ya os conté el año pasado que en casa solo se comían las castañas asadas, pero la casualidad quiso que en una de nuestras salidas a buscar setas, en vez de encontrar setas, encontráramos, en Paterna unos castaños, preciosos y llenos de castañas, nos trajimos una caja pequeña, pero claro, eran muchas.
Encontré en el blog de Fabrisa un delicioso flan que se ha hecho habitual en  casa en  temporada de castañas. Y encontré también estas maravillosas castañas en almíbar, que son una conserva de lujo. Dan mucho juego en la cocina, las podemos usar para acompañar carnes de caza, para hacer flanes, bizcochos, para adornar tartas o simplemente comerlas así, solas.




Ingredientes

-         1k de castañas.
-         800gr de azúcar moreno (puede ser normal).
-         400 ml de agua.
-         1 palito de canela.

Quitar la cáscara a las castañas y ponerlas en una olla cubiertas de agua, dejar hervir a fuego bajo 10 o 15 minutos. Es importante que no queden blandas. Retirar del fuego, pero no sacar del agua, vamos sacando de 3 en 3 y le quitamos la piel (si sacamos mas y se enfrían la piel no se puede quitar), una vez todas estén peladas se reservan.
Coger las que hayan salido enteras y las pesamos.
Hacemos un almíbar con agua, canela y azúcar (en la proporción indicada en los ingredientes y después de pesar nuestras castañas, si tenemos 500 gr de castañas limpias, pondremos 400 gr de azúcar) incorporamos las castañas de una en una con cuidado y dejamos cocer 5 u 8 minutos a fuego muy muy lento, porque si hierven a fuego fuerte se romperán. Dejamos enfriar por completo antes ponerlas en los botes.
Para conservarlas yo las he congelado pero las puedes poner en conserva, en botes de cristal limpios, los cerramos y ponemos al baño de maría, sumergidos, durante 15 minutos, con un paño de cocina en el fondo de la olla para que no se rompan los botes.



¡ Buen provecho !

lunes, 18 de noviembre de 2013

Tomate frito con huevo y tostas



Hoy traigo otra receta tradicional a la que le he hecho un pequeño cambio en la presentación, al igual que las tostas de tomate con morcilla, este revuelto era  corriente comerlo en mi casa en verano, cuando había tomates en el campo.
Mas adelante cuando vino el boon de las conservas, se hacia durante todo el año. En mi pueblo no había tradición de hacer conservas, pero mas o menos  en los años 70 se puso de moda hacerlas y ahí estaban  casi todas las madres haciendo conserva de tomate y pimiento y así tener para todo el año. Hasta entonces lo único que se hacia era secar lo tomates y pimientos, que se usaban en los potajes, salsas o pipirranas.
Le tengo un especial cariño a esta receta, pues me ha costado trabajo que me saliera tal y como la recuerdo de mi madre, pero claro, tiene una explicación, los tomates, ella los hacía con tomates de nuestro huerto. Tienen que ser buenos y si son de huerta y en su temporada, mejor que de invernadero, además no hay que esmerarse en pelarlos o rallarlos, cuanto mas gruesos hagamos los trozos mejor.
Es una riquísima cena y sobre unas tostas, es un entrante estupendo,  un plato económico, que les gusta sobre todo a los niños.



Ingredientes para 4 personas

-         1 k de tomates maduros.
-         4 huevos.
-         Sal.
-         Aceite de oliva.

Partimos los tomates en trozos gruesos.
Si tienen la piel gruesa los pelamos y si son de los que tiene mucho jugo, los escurrimos un poco.
En una sartén con un buen chorro de aceite de oliva, ponemos los tomates y los freímos a fuego medio, chafándolos un poco, a la vez que los movemos.
Una vez frito el tomate, aunque no tiene que estar demasiado hecho, añadimos un poco de sal, rompemos encima los huevos, salamos, pinchamos las yemas y dejamos que se cuajen un poco, después movemos con movimientos suaves para que se integre el tomate con el huevo, pero no en exceso porque se hará todo una pasta y nos interesa que queden trozos gruesos de tomate y trozos de huevo.  




El jamón le va muy bien, si lo poneis, hacedlo con mas gracia que yo!!!


¡ Buen provecho !

viernes, 15 de noviembre de 2013

Mermelada de membrillo



El fin de semana mi marido me trajo del pueblo la cosecha de nuestro membrillo, es un árbol pequeño, pero muy productivo, 10 k de unos membrillos grandes y sanos y como es tradicional y aunque todavía me quede alguna del año pasado, he hecho carne de membrillo, pero este año he querido hacer también mermelada, me gusta ponerle al yogourt una cucharadita, poner un poco en una tostada o para  hacer natillas y otros postres.
Esta receta es del Gran Libro de las Conservas de Juan Capdevila, aunque puede que os preguntéis, si no es mucho azúcar? os puedo asegurar que yo también dudé en ponerlo, pero ha quedado una mermelada para nada empalagosa, con una textura muy suave. Todas las conservas que he hecho de este libro han salido muy ricas.




Ingredientes

-         ½ k de membrillo limpio, pelado y sin corazón.
-         750 gr de azúcar.
-         Una nuez de mantequilla.

Cocer la fruta partida en láminas finas, en ½ l de agua, hasta que esté muy blanda. Retiramos la cacerola y añadimos el azúcar y removemos hasta que se disuelva, ponemos la mantequilla y dejamos cocer a fuego vivo 15 o 20 minutos (cuidado con las salpicaduras).
Guardamos en botes limpios y cerramos bien.




¡ Buen provecho !

lunes, 11 de noviembre de 2013

Troncos de acelga rellenos



A mi me gusta llamarlos troncos pero casi seguro que los conocéis como pencas de acelga.
No quiero ser repetida, pero es que cuando hablo de las verduras de mi pueblo no soy nada objetiva y todo lo que digo me parece poco, sobre todo si de lo que hablo es de acelgas. Es sabido que es una de mis verduras favoritas, que cuando alguna receta lleva espinacas yo siempre pongo acelgas y es sabido que las acelgas de Alboloduy son las mejores, si no por que nos dicen acelgueros? ja,ja,ja
No todas la acelgas de mi pueblo tienen la penca ancha, pero yo tengo una especial predilección por estas, no lo se, pero puede que sea porque son las que mas recuerdo de pequeña y cuando mi madre cocía acelgas yo solo me comía los troncos cocidos, era lo que mas me gustaba y el plato estaba lleno de ellos.
No creo que mi madre tuviera mucho tiempo (que no lo tenía) de hacer esto con los troncos de acelga; en potajes, cocidas con patatas o con patatas fritas, ya era bastante, aunque quiero recordar, que alguna vez los rebozaba, a mi madre le gustaba cocinar pero no tenía nada de tiempo, para hacer comidas que le quitaran mucho tiempo de la costura y el campo. Como me hubiera gustado que probara estos troncos de acelga rellenos.





Ingredientes para 4 personas

-         6 troncos de acelga, que sean bien anchos.
-         100 gr de jamón york en lonchas.
-         100 gr de queso en lonchas.
-         1 huevo.
-         Pan rallado.
-         Sal.
-         Aceite de oliva.

Cocemos los troncos de acelga, limpios y troceados todos del mismo tamaño.
Una vez cocidos los dejamos escurrir muy bien sobre papel de cocina. Ponemos encima de cada tronco un trozo de jamón york y un trozo de queso, con cuidado de que no sobresalga o cortando lo que sobre, encima ponemos otro tronco, los rebozamos primero en huevo batido y después en pan rallado.
Los freímos en una sartén con abundante aceite. Los dejamos escurrir en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. 





¡ Buen provecho !

viernes, 8 de noviembre de 2013

Caramelos de salchichas



No se vosotr@? Pero yo cuando tengo una comida familiar o de Navidad lo  primero que hago es pensar que le gusta y que se come mi hijo y claro los ingredientes son bastante reducidos y las ideas se agotan, sobre todo si lo que buscas es algo que se salga un poco de lo normal. Y ahí me tienes como una buena madre buscando y buscando recetas e ideas. Aunque esta no me costó mucho, la encontré en un libro de recetas con obleas de La Cocinera, son recetas, fáciles, rápidas y muy vistosas, me lo enviaron a casa hace años con varios códigos de barras.
Aunque esta pensada para que coma mi hijo, normalmente tengo que hacer mas cantidad porque siempre hay algún adulto un poco caprichoso que mete la mano en el plato. Quedan muy simpáticos y están muy ricos.
Si no encontráis obleas grandes, los podéis hacer con las normales, pero en ese caso las salchichas que usaremos son unas mas pequeñas, de la marca Meica, pues con las salchichas coctail normales cuesta cerrarlos y se abrirían, pero si usamos las obleas grandes podemos poner las salchichas coctail normales.





Ingredientes

-         1 paquete de obleas (grandes) La Cocinera.
-         1 bote de salchichas coctail (sobrarán). Usaremos una por oblea.
-         Tomate frito, unas cucharadas.
-         Bacon ahumado en lonchas finas, ½ loncha para cada salchicha.
-         1 huevo.
-         1 cucharadita de azúcar (opcional).

Partimos las lonchas de bacon por la mitad y enrollamos cada salchicha en él.
Colocamos la oblea sobre la mesa y untamos con tomate frito sin llegar a los bordes, poniendo poca cantidad con el dorso de una cucharita. Encima ponemos la salchicha con el bacon y cerramos haciendo un rollito, apretando los laterales con los dedos, para darle forma de caramelo.
Ponemos los caramelos sobre la bandeja del horno, pincelamos con el huevo batido con azúcar (yo no le pongo azúcar) y horneamos a 240ºC durante 15 minutos o hasta que veamos que están dorados.



¡ Buen provecho !

lunes, 4 de noviembre de 2013

Cake de higos secos y nueces



Por fin… algo dulce, creo que ya tocaba, pero ya sabéis el poco dulce que tomamos en  casa. Concretamente este bizcocho me lo he comido yo solita,  mis dos comensales son un poco raros :(
A partir de ahora tenemos los higos secos recién recogidos y es el momento de hacer con ellos, bizcochos, flanes, panes, rellenarlos, bañarlos en chocolate… infinidad de recetas con este fruto de otoño, tan típico en mi pueblo, aunque la costumbre allí es comerlos en  bollos de higo o como os lo enseñé en higos secos con almendras.
Este bizcocho es otra cosa, su textura es suave y jugosa y al principio cuesta reconocer que lo que lleva, son higos. Pero una vez que lo pruebas, te aseguro que te gustará.




Ingredientes

-         150 gr de harina.
-         175 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
-         200 gr de higos secos.
-         100 gr de nueces peladas.
-         3 huevos.
-         ½ sobre de levadura royal.
-         175 gr de azúcar.
-         2 cucharadas de azúcar glass.
-         1 bolsita de té.

Hacemos el té en una taza con 150 ml de agua caliente. Añadimos la infusión a los higos y los dejamos reposar 30 minutos.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee, añadimos los huevos de uno en uno y sin parar de mover y posteriormente la harina y la levadura tamizadas.
Escurrimos los higos  y los picamos finamente. Troceamos las nueces y añadimos las dos cosas a la masa. Mezclamos todo.
Untamos un molde alargado con mantequilla y lo espolvoreamos con harina, quitamos el exceso y echamos dentro la masa.
Metemos en el horno previamente caliente a 180ºC, durante 1 hora y 20 minutos o hasta que al pincharlo la aguja salga limpia.
Desmoldamos cuando esté tibio y espolvoreamos de azúcar glas.



¡ Buen provecho !