viernes, 20 de diciembre de 2013

Turron de chocolate y almendras y Feliz Navidad desde Almería



Todos los turrones me encantan, pero si tengo que elegir, sin dudarlo, me quedo con el turrón duro de almendra, pero como hay que contentar a todos y en casa tengo dos chocolateros, este turrón de almendras y chocolate no falta en mi bandeja de dulces navideños.
Este turrón lo hago con almendras, porque tenemos muchas, pero si tienes que comprarla o quieres cambiar el sabor a este turrón puedes sustituir la  misma cantidad de almendras, por frutos secos como avellanas y pistachos.
  





Ingredientes
-         300 gr de frutos secos, entre almendras, avellanas y pistachos (yo lo hice solo con almendras  de las mías).
-         500 gr de chocolate  postres.
-         3 cucharadas de ron.

Tostar las almendras y las avellanas en el horno a 160ºC durante 10 o 15 minutos (yo solo almendras).
Escaldar los pistachos en agua caliente y pelarlos (si los vamos a poner).
Triturar todos los frutos secos dejando trozos gruesos (yo he dejado las almendras enteras  le da mejor aspecto al turrón).
Fundir el chocolate al baño de maría, incorporar las cucharadas de ron.
Mezclar con las almendras o frutos secos y poner la mezcla en los moldes.
Yo utilizo como moldes unas cajitas de madera que mi cuñado me ha hecho, pero lo puedes hacer en moldes de plum-cake o en brik de leche partidos a lo largo.





Con este postre navideño me despido de todos hasta el año que viene, sin antes agradecer a todos los que seguís mi humilde blog, dejéis o no vuestros comentarios, vuestra fidelidad y vuestro tiempo. Gracias de corazón y os deseo a todos Feliz Navidad y un Año Nuevo cargado de salud.   


                                   ¡ FELIZ NAVIDAD DESDE ALMERIA !

Puerta de Purchena y casa de las mariposas
Nos vemos en enero.
                                             
                                                 ¡ FELIZ   NAVIDAD !


¡ Buen provecho !

lunes, 16 de diciembre de 2013

Paté de perdiz con trufa



Si hay algo que nunca puede faltar en la cena de Navidad en casa, son los patés, nos gustan a todos y en especial a mi hijo.
Desde hace varios años, los hago caseros, que nada tienen que ver con los que se compran, aunque alguno comprado también suele haber.
El año pasado os presenté el paté de higaditos de pollo y este año le ha tocado a la perdiz.
Es un paté con un sabor muy delicado, a pesar de ser la perdiz una carne con un sabor muy marcado.
Lo he presentado en vasitos pequeños cubiertos con gelatina, pero no es necesario que lo hagas así, puedes poner la masa en un bol y dejar sin cubrir o ponerla en un molde y luego desmoldarla, cosa que no es fácil, necesitaríamos untar muy bien el molde con manteca o forrarlo con una gasa. Para mi es mas fácil ponerlo en cuencos pequeños para comerlo desde allí.






Ingredientes

-         1 perdiz.
-         1 latita de trufa.
-         3 cucharadas de mantequilla.
-         1 puerro.
-         2 cebolletas.
-         1 zanahoria.
-         2 cucharadas de brandy.
-         2 cucharadas de vino blanco.
-         ½ litro de agua.
-         Sal, pimienta y tomillo.


Para la gelatina

-         150 ml de vino moscatel o vino oloroso.
-         ½ sobre de gelatina neutra.
-         Pimientas rosas para decorar, puedes poner cualquier otra cosa.


En una cazuela ponemos la perdiz con la zanahoria, puerro, cebolletas, agua,  tomillo, sal y pimienta. Dejamos cocer hasta que la perdiz esté muy tierna. Si es una perdiz de campo como la mía será necesario hacerla en la olla rápida, pero si es una perdiz de granja, con unos 45 minutos puede estar blanda.
Una vez la perdiz esté cocida y templada, le quitamos la piel y sacamos la carne, que picaremos con un cuchillo, en trocitos muy, muy pequeños o la pasamos por la picadora. Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente, el vino y el brandy, mezclamos todo y si estuviera muy espesa, añadimos unas cucharadas de caldo de cocer las perdices. Salpimentamos y ponemos la trufa cortada en trocitos muy pequeños y si la masa lo admite, ponemos el líquido de la lata. Le daremos la consistencia que nos guste, muy cremoso o más duro.
Ponemos en el molde elegido y dejamos que enfríe bien.
Si los vamos a cubrir con la gelatina, disolvemos ésta en el vino caliente y cuando esté tibia le ponemos una capa fina, por encima al paté.




¡ Buen provecho !

viernes, 13 de diciembre de 2013

Mazapanes rellenos de membrillo



En casa no tomamos muchos dulces pero en estas fechas es lo que toca. Bombones (estos si que nos gustan),turrones, trufas, polvorones, mantecados, nevaditos, roscos, marquesas, mazapanes…… y una larga lista. Cuando vi esta receta de mazapanes en el blog de Fabrisa, me enamoró y no me quedó mas remedio que hacerlos ja,ja,ja.
No solo están buenísimos, también quedan preciosos en una bandeja de dulces navideños y no son estas las únicas cosas buenas de estos mazapanes, además se pueden hacer con antelación y guardar en una caja hermética para todas las Navidades o también puedes hacer lo que yo, regalarlos y no sabes lo que gustan.
Yo hice la mitad de los ingredientes y salieron unos 30 mazapanes. Los ingredientes que indico son los de la receta original, aquí está su receta y parte del paso a paso. Yo no los hice de cabello de angel, solo de membrillo del mío.





Ingredientes

-         400 gr de almendra molida.
-         400 gr de azúcar glas.
-         2 cucharadas de agua o vino oloroso.
-         Ralladura de limón o naranja (opcional).
-         Ralladura de haba tonga (opcional).
-         2 claras batidas de huevos pequeños o medianos.
Para el relleno:
-         carne de membrillo.
-         Cabello de angel.

La masa la hacemos a mano y de forma rápida y así iremos viendo el punto de la masa.
En un bol mezclamos la almendra y el azúcar con una cuchara de madera, añadimos el vino o el agua (yo puse agua) y la mitad de las claras batidas ligeramente (solo un poco espumosas) mezclar y ver si necesitamos poner mas clara o no (si los huevos son pequeños o medianos casi seguro que las pondremos enteras, por eso es mejor primero poner una y ver si necesita mas viendo como queda la masa, yo las puse enteras y tuve que añadir un poco mas de azúcar y almendra). Mezclar hasta que todo esté bien integrado. Seguidamente amasamos a mano (con la masa dentro del bol) hasta que veamos que la masa está lista para estirar. Si estuviera dura le ponemos un poco mas de clara de huevo y si estuviera blanda le ponemos mas azúcar glas.
Guardamos la masa tapada con film 2 o 3 horas o mejor de un día para otro.
Estiramos la masa sobre un mantel de silicona o sobre papel de horno, espolvoreado de azúcar glas. Hacer un rectángulo, cortar tiras de 4 dedos de ancho, poner en el centro de cada tira el relleno, en mi caso he puesto tiras de membrillo del que yo hago, cerramos sin que llegue a monta mucho, solo lo justo para que no se vea el relleno y queden cerrados. Cortamos trozos de unos 4 cm y los ponemos en la bandeja del horno sobre papel de hornear, pintamos con huevo batido y horneamos a 180ºC unos 6 minutos, con el horno precalentado o hasta que tomen un poco de color, pero muy poco ( yo los dejé mucho y estaban un poco secos, es mejor dejarlos blandos porque luego se secan cuando se enfrían).
Cuando hayan enfriado espolvoreamos de azúcar glas y guardamos en un recipiente hermético, si es un tuper, lo forramos con papel de horno o vegetal, para que el azúcar no sude. Yo los guardé en una cajita de cartón forrada y se conservaron muy bien, aunque al final estaban un poco secos por arriba, es mejor el hermético.




 ¡ Buen provecho !

lunes, 9 de diciembre de 2013

Salmón en hojaldre



Esta es otra de las recetas que casi siempre están en mi casa en Navidad, empanada de salmón, como solemos llamarla. Aunque no es el plato favorito de los mas jóvenes, por el pescado y las espinacas, a los mayores nos encanta.
Al igual que la receta de los saltimbocas, esta empanada no sale demasiado cara, si además, somos previsor@s y compramos el salmón varias semanas antes de Navidad, tiene un precio bastante asequible.
Como ves no es necesario gastarse mucho dinero para hacer recetas ricas y vistosas en fechas.
Aunque suelo hacer esta receta en una pieza, quedará muy bien si la hacemos en porciones individuales, con mejor presentación que si la tenemos que partir en la mesa.



Ingredientes para 4 o 5 personas

-         2 láminas de hojaldre.
-         400 o 500 gr de espinacas congeladas.
-         Un lomo de salmón de 750 gr aprox. sin piel ni espinas.
-         1 brik de nata (sobrará).
-         2 o 3 lonchas de jamón de york.
-         1 diente de ajo.
-         Tomillo.
-         Aceite de oliva.
-         Sal.
-         Huevo para pintar el hojaldre.

En un cazo ponemos la nata a hervir a fuego lento con una ramita de tomillo, durante varios minutos. Apartamos y reservamos.
En otro cazo cocemos las espinacas como indique el envase, una vez cocidas las escurrimos bien.
En una sartén con un poco de aceite de oliva sofreímos las espinacas bien escurridas con el diente de ajo muy picado.
Sobre una de las láminas de hojaldre ponemos el lomo de salmón limpio, con un poco de sal, lo regamos con varias cucharadas de nata, poca cantidad, repartiéndola bien con el revés de la cuchara, no debe chorrear. Encima ponemos las espinacas  y volvemos a regar con más nata, igual que antes, solo la que admita  sin que chorree y encima de las espinacas ponemos las lonchas de jamón de york y ponemos otro poquito de nata. Tapamos en la otra lámina de hojaldre, sellamos los bordes con un poco de agua o los doblamos hacia dentro, como más nos guste.
Si la lámina de hojaldre es un poco grande, cortamos unas tiras, que luego las usaremos para decorar la empanda.
Pintamos con huevo batido y ponemos en el horno previamente caliente a 180ºC hasta que esté dorada.



¡ Buen provecho !

jueves, 5 de diciembre de 2013

Rocas de chocolate



Esta semana me adelanto a la entrada del viernes, ya que al ser fiesta mañana, hoy nos vamos al pueblo. Toca recoger las aceitunas que, aunque no tenemos mucha, somos 3 para cogerla y, dos o tres días se nos van en el trabajo, sobre todo porque lo hacemos de la forma tradicional, a mano, sin maquinitas modernas. Que alegría da, cuando vas a la almazara y te dan un montón de garrafas de aceite de oliva virgen extra, es un lujo que no tiene precio. Bueno, el aceite sí que lo tiene, y caro, si es del bueno. Así que, aunque recoger aceituna es un poco duro, la recompensa bien merece la pena.
Desde que descubrí esta receta hace varios años, en una ficha de las que vienen dentro del chocolate Nestlé postres, en casa, se compran muy pocos bombones, nos gustan a todos, y son facilísimos de hacer.
Los podemos hacer con chocolate blanco  o negro, también le podemos cambiar los frutos secos y poner almendras, pistachos, cacahuetes. Etc…
Si en este largo fin de semana no sabes que hacer, estos bombones son un divertido entretenimiento, te recomiendo que los hagas, seguro que te gustan.




Ingredientes
-         250 gr de chocolate fondant
-         100 gr de cereales integrales, tipo Fitness o Special K.
-         35 gr de avellanas tostadas.
-         25 gr de nueces.

Fundimos el chocolate al baño de maría, cuando esté derretido lo apartamos del fuego y le mezclamos los frutos secos picados o machacados gruesos y los cereales sin trocear, tal y como vienen en el envase. Esto hay que hacerlo despacio y con paciencia, con movimientos envolventes, para que no se rompan mucho los cereales. Parecerá que nos va a faltar chocolate, pero no es así, al final todo se impregna y queda cubierto de chocolate.
Ponemos un trozo de papel aluminio sobre una mesa o sobre la bandeja del horno y con  ayuda de dos cucharitas hacemos montoncitos y dejamos secar. Después de un par horas las retiramos del papel aluminio, las ponemos en una fiambrera y las metemos en el congelador durante 1 hora, para que queden más duras y crujientes. Después las guardamos en el frigorífico en la misma fiambrera.



Verdad que parecen rosas del desierto?

¡ Buen provecho !

lunes, 2 de diciembre de 2013

Saltimbocca


Estos rollitos de carne están en mi casa desde hace mas de 25 años, es una de las recetas del restaurante italiano de Granada “Altamura” que todavía está abierto, por cierto. Cuando mi cuñado estaba en esta ciudad estudiando medicina y mi hermana se escapaba algún fin de semana que otro, muy de vez en cuando y cuando tenían algo que celebrar, se permitían el lujo de comer en este restaurante, que no es el que ahora conocemos, era mucho más pequeño y con más encanto. Este plato es una de las delicias que se pedían.
Es una receta fácil y a la vez vistosa. En casa nos gusta mucho a todos y es un plato fijo en la cena de Navidad. Intentamos complacer a todos, haciendo el plato favorito de cada uno y estos “saltimboccas” son la estrella de la Navidad.
Según la Wiki es una especialidad italiana típica de Roma, que consiste en unos rollitos de ternera y jamón, aunque también los podemos hacer con pollo.
Espero que os gusten tanto como a nosotros.




Ingredientes para 4 personas (contando dos rollitos por persona)

-         8 filetes de cinta de lomo (si es ibérico mejor, pero no es necesario).
-         Queso en lonchas o en taco.
-         Jamón de york en lonchas.
-         2 huevos cocidos.
-         Una copita de brandy.
-         1 brik de nata para cocinar.
-         Aceite de oliva.
-         Sal y pimienta.
-         Palillos.

Aplastamos un poco los filetes para hacerlos mas grandes y a la vez rompemos los nervios de la carne y estará más tierna. Encima ponemos una loncha de jamón de york, un trozo alargado de queso (o una loncha) y un cuarto o un octavo de huevo duro, intentamos que no sobresalga nada del relleno. Enrollamos y cerramos con un palillo.
Enharinamos los rollitos y los freímos en una sartén con el fondo bastante cubierto de aceite de oliva, sacamos y reservamos. No es necesario poner sobre papel absorbente. Ahora si queremos, para que luego sea mas fácil comérselos, le quitamos los palillos con cuidado, yo los quito a veces.
Retiramos parte del aceite, dejando solo una fina capa y sin retirar todo lo que se había pegado de freír los rollitos, pues esto es lo que le dará sabor a la salsa. Volvemos  a poner los rollitos con el jugo que hayan soltado en el plato, añadimos el brandy y dejamos reducir, echamos la nata, sal y pimienta, movemos y dejamos hervir a fuego suave unos minutos y listo.




¡ Buen provecho !