lunes, 31 de marzo de 2014

Bizcocho de donut



Cuanto tiempo sin subir un bizcocho, con la cantidad que hago en casa, de todos los sabores, colores y olores, aunque los de chocolate o los que lo llevan de alguna forma, son los favoritos de mis dos amores.
La receta es del bolg de Morgana Tartas con magia y es un bizcocho esponjoso y húmedo con un sabor suave a Donut. Ella lo utiliza para forrarlo con pasta fondant y para ellos le aumenta la cantidad de harina, pone huevos mas pequeños y lo hornea a 160 para que no le salga copete, pero con las cantidades que os indico sale un bizcocho ideal para tomar solo, tal cual.
En el glaseado he bajado los ingredientes, en la receta original lleva más cantidad, pero la primera vez que lo hice me sobró y la segunda con esta cantidad me vino justa.


Berta aquí tienes el bizcocho de Donut para que se lo hagas a Rubén, con este  bizcocho te haré una tarta cuando vuelvas de Rivera Maya, ahora ni se te ocurra, ya sabes porqué. Ah!!  tenemos dos celebraciones pendientes.


Ingredientes.
    - 4 donut.
    - 160 gr de margarina o mantequilla.
    - 4 cucharadas soperas de nata líquida (35%MG).
    - 4 huevos grandes.
    - 180 gr de harina bizcochona (con levadura).
    - Una pizca de sal.





Para el glaseado de chocolate (opcional).
    - 135 gr de azúcar glas.
    - 50 ml de agua.
    - 100 gr de chocolate (yo use nestlé postres pero puedes poner el que mas te guste).



Precalentamos el horno a 170º o 180 ºC.
Ponemos en el vaso de la batidora los donut troceados y la mantequilla fundida en el microondas, trituramos hasta conseguir una pasta de Donut.
Añadimos el azúcar y la nata y seguimos batiendo, con varillas, mejor eléctricas, (porque la masa es un poco dura) hasta que tenga volumen y esté esponjosa, unos 3 o 5 minutos batiendo.
Añadimos los huevos de uno en uno, no poniendo el siguiente hasta que no se haya incorporado el anterior.
En último lugar añadimos la harina y mezclamos hasta que no tenga grumos.
Ponemos la mezcla en un molde engrasado o con papel de horno y metemos en el horno, hasta que al pincharlo, la aguja o palillo salga limpio.
Sacamos del horno y cuando haya enfriado un poco lo desmoldamos y dejamos enfriar.
Yo lo he cubierto con un glaseado de chocolate, pero solo está buenísimo.
El glaseado no lo hagas hasta que no saques del bizcocho del horno y haya enfriado un poco, porque no se debe enfriar, si se enfría le sale costra y queda con grumos.
Fundimos el chocolate al baño de maría o en el microondas a intervalos cortos, para no quemarlo.
En un cazo ponemos el agua y el azúcar y cuando empiece e hervir, apartamos.
Echamos el chocolate fundido a hilo, sobre el agua con azúcar y movemos sin parar hasta que quede todo bien integrado.
Cubrimos nuestro bizcocho y dejamos enfriar, el chocolate se pondrá un poco duro a enfriar.

Prepara un buen vaso de leche !!!!!! 


¡ Buen provecho !

martes, 25 de marzo de 2014

Risotto alla milanese



Nos encontramos muchas recetas con el nombre de risotto a la milanesa y todas con ingredientes la mar de dispares, unas que solo llevan arroz, cebolla y queso y otras llevan jamón, chorizo, guisantes………...os voy a contar un poco el origen de este arroz, según aparece en la wikypedia. 
Es un plato de la cocina popular italiana, y más concretamente de Milán y la Lombardía, un plato que consiste en tostar el arroz con cebolla, aceite  y añadirle caldo poco a poco y condimentarlo con queso parmesano y azafrán. En cada zona tiene unas variantes. El auténtico risotto alla milanese solo lleva 3 ingredientes, arroz piamontés, queso de parma (parmesano) y cervellata típica de lombardía (tipo de pasta hecha con riñones y grasa de cerdo) sustituida en numerosas ocasiones por tuétano o incluso panceta o beicon.
También encontramos variantes donde  el arroz, al final de su cocción es introducido en el horno y recetas donde se emplea mantequilla en vez de aceite de oliva, algunas donde le ponen vino blanco y recetas donde le añaden también queso tipo filadelphia (que por cierto le queda bastante bien y lo hace más cremoso).



Partiendo de esta receta podemos hacer infinidad de risottos con otros ingredientes, en especial verduras, como calabacín, berenjenas, puerro, setas, champiñones, guisantes, espinacas, alcachofas, gambas…
Es un plato que se sirve caliente, recién hecho.
Esta receta es habitual en casa, sobre todo como guarnición, entonces rebajo las cantidades, con las que os indico sale una buena ración por persona.

Alba lo prometido es deuda, ya tienes la receta de tu arroz favorito.


risotto a la milanesa con beicon

Ingredientes para 4 personas

-         300 gr de arroz.
-         Caldo de carne o de pollo (2 ½ veces el volumen del arroz).
-         1 cebolla mediana.
-         Queso parmesano rallado 3 o 4 cucharadas (unos 75 gr).
-         Perejil.
-         Sal.
-         Aceite de oliva.
-         2 o 3 hebras de azafrán o un pelín de colorante.

risotto a la milanesa con beicon

Ingredientes  opcionales:
-         60 gr de mantequilla, no suelo ponerla, solo aceite de oliva.
-         Beicon, lo pongo a veces.
-         ½ vasito de los de vino de vino blanco, yo no lo suelo poner.
-         100 gr de queso cremoso, cuando lo he puesto me ha gustado como queda (opcional).


Rehogamos la cebolla picadita en aceite de oliva y  mantequilla, con cuidado de no quemarla, si le vamos a poner beicon lo ponemos con la cebolla, añadimos el arroz y lo sofreímos 2 o 3’. Agregamos el vino si lo vamos a poner y lo dejamos evaporar, seguidamente un poco de caldo y el azafrán, cuando se haya absorbido el caldo le seguimos añadiendo, pero poco a poco, sin añadir mas hasta que no haya absorbido el anterior y así hasta que el arroz esté blando, unos 20 o 25 minutos, moviéndolo con frecuencia. Agregamos el queso, mezclamos y el perejil picado.
Servimos enseguida.


risotto a la milanes con beicon
 ¡ Buen provecho !

jueves, 20 de marzo de 2014

Sopa de pan con ajo y tomillo



Hoy traigo una sopa, si, ya se que hoy ha entrado la primavera y en esta estación parece que pegan poco las sopas, pero en casa las tomamos  todo el año, calientes como ésta, cuando hace un poco más de frío, teniendo en cuenta el poco frío que hace el Almería, y templadas o frías en verano, como la crema de calabacín, crema de puerro o el salmorejo. Si solo las tomáramos cuando hace frío, en Almería no se tomaría nunca sopa, porque nuestro tiempo es casi primaveral todo el año.
Esta receta la vi hace años en un suplemento del periódico, donde venía un artículo sobre el pan, aparecían varias recetas y no recuerdo si era de alguna zona de España en concreto, lo que si puedo asegurar es que es una comida de pobres, pero no por eso menos rica y con ingredientes puramente mediterráneos. Recuerda un poco a la sopa de ajo, pero es mas cremosa y con sabor a pueblo.
La receta es tan sencilla que apenas necesita explicación, pero una de las cosas a tener en cuenta es, la dureza del pan para poner más o menos cantidad, si es del día anterior habrá que poner más cantidad que si es pan duro, ya que éste pesa menos.
  



Ingredientes para 4 personas

-         100 gr de pan duro.
-         1 cebolla mediana.
-         4 o 5 dientes de ajo grandes.
-         1 ramita de tomillo.
-         Aceite de oliva.
-         Sal.

Ponemos en una cazuela los trozos de pan duro con un poco de agua y lo dejamos reposar. Lo ponemos al fuego con mas agua (1 litro aprox.) y una ramita de tomillo, dejamos cocer 20’.
En una sartén se calienta el aceite y se fríe la cebolla y el ajo picados, procurando que no se quemen. Una vez fritos, lo añadimos a la cazuela y dejamos hervir 5’, retiramos el tomillo y trituramos. Servir caliente.




¡ Buen provecho !

jueves, 13 de marzo de 2014

Galletas de cacao rellenas de nutella



Esta entrada tiene una doble finalidad, por un lado enseñaros las deliciosas galletas del blog de Carmen, Dulces bocados, el nombre de su blog ya lo dice todo y por otro lado dar las gracias a mis primas Leo y Pilar por el regalo, que me hicieron para mi cumpleaños, un regalo que no tiene precio, este precioso mantel o mejor dicho cuadrante, hecho por ellas. 
Mis primas son de la generación en la que el tiempo no se puede perder y además de trabajar todo el día, y su trabajo no tiene horarios ni vacaciones, llegan la casa , hacen las tareas propias de la casa y en los pocos ratos libres que tienen, siempre están haciendo algo de provecho, cosen, bordan, hacen ganchillo....ellas nuncan echan la siesta y cuando se ponen a ver la tele no es mano sobre mano, siempre tienen algo entre ellas, normalmente Pilar borda y Leo hace bolillo.



Mi prima Leo llevaba tiempo haciendo esta  puntilla de bolillo y me la iba enseñando para ver si me gustaba, aunque lógicamente no sabía que su destino era para mí, y mi prima Pilar fue la encargada de hacer las vainicas, o sea, los calados y de terminarlo. La de horas de trabajo que han invertido en esta maravilla de trabajo que no tiene precio.
Yo no soy de las guardo las cosas en un cajón, desde que me lo regalaron ya lo he puesto en mi mesa en varias ocasiones, pero no lo había puesto en ninguna foto, así que aprovecho para que lo veáis, con estas deliciosas galletas de cacao, solo aptas para los muy chocolateros.
Gracias primas valéis un tesoro.



Ingredientes

-         200 gr de harina.
-         120 gr de azúcar glas.
-         60 gr de almendra en polvo o molida.
-         15 gr de cacao en polvo.
-         130 gr de mantequilla a temperatura  ambiente.
-         1 huevo.
-         Una pizca de sal.
-         Nutella o nocilla para rellenar.



Mezclamos los ingredientes secos, harina, almendra, cacao, azúcar y sal.
Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y mezclamos con un tenedor o espátula hasta que tengamos una masa arenosa. Incorporamos el huevo batido y amasamos hasta que toda la masa esté bien ligada.
Estiramos la masa entre dos hojas de papel de horno, no las dejaremos muy gruesas porque al ir dobles, nos quedaría una galleta muy gruesa y dejamos reposar en el frigo 1 hora.
Encendemos el horno a 180ºC.
Sacamos las galletas y las cortamos con un cortapasta, yo hice la mitad sin hueco en el centro y la otra mitad con un agujero, igual que las hizo Camen en su blog. La masa sobrante la volvemos a amasar, estiramos y dejamos reposar en el frigo otra vez, pues se pone blanda y no es fácil manejarla.
Ponemos las galletas en la bandeja del horno sobre papel de hornear y las horneamos unos 15 minutos, sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Hacemos lo mismo con la masa sobrante.
Cuando estén frías rellenamos las galletas enteras con una buena cucharada de nutella y tapamos con la galleta que tiene el hueco.
Ya están listas para disfrutarlas.



¡ Buen provecho !

miércoles, 5 de marzo de 2014

Espinacas y huevos con bechamel



Cuanto tiempo sin publicar una receta de verduras, pues bien ya llegó el momento y la verdura elegida, cual creéis que ha sido? pues sí, no os habéis equivocado, las acelgas, no podía ser otra, es la que mas me gusta y la que mejor se cultiva en mi pueblo.
Por supuesto y como casi todas las recetas que tengo de acelgas, en su versión original son con espinacas, pero yo en la mayoría de los casos la sustituyo por acelgas, no es lo mismo, ya lo sé, pero a mi me gustan mas.
Esta receta es de uno de los libros que te regalan cuando te compras la termomix, no se cual, porque yo no la tengo, pero de vez en cuando curioseo en los libros de mi hermana y esta es una de las recetas que he sacado. Me recuerda a los huevos a la florentina que ponen en algunos restaurantes italianos, aunque en el libro viene con el nombre de espinacas sorpresa, pero el nombre es lo de menos, lo mejor es que están riquísimas.




Ingredientes para 4 personas

-         ½ k de espinacas ( yo acelgas ).
-         4 dientes de ajo.
-         75 ml de aceite de oliva.
-         1 cubito de caldo.
-         2 cucharadas de harina.
-         500 ml de leche.
-         4 o 6 huevos.
-         Parmesano rallado
-         Sal.



Picamos, lavamos y cocemos las acelgas.
En una sartén freímos  los ajos picaditos en el aceite, añadimos las acelgas cocidas y escurridas, las rehogamos unos minutos y añadimos la harina, remover todo, para que la harina sofría un poco y añadimos la leche, el cubito de caldo desmenuzado, un poco de sal y dejamos  cocer todo unos 7 u 8  minutos.
En una fuente de horno o en pequeños platos individuales, ponemos la mitad de las acelgas con bechamel, encima cascamos los huevos y cubrimos con la crema restante. Ponemos por encima el queso rallado y gratinamos, hasta que el queso haya fundido y empiece a dorase.



¡ Buen provecho !