miércoles, 26 de noviembre de 2014

Naranjas caramelizadas y escarchardas



Me parece un poco pronto para comenzar con las recetas de Navidad pero creo que es importante tener elaboradas algunas recetas que luego necesitaremos para algunos de nuestros postres. Una de ellas son estas naranjas escarchadas y/o caramelizadas, que utilizaremos para un delicioso turrón y para adornar nuestro roscon de reyes, además las podemos bañar en chocolate para tomarlas así o hacer un rico pastel de naranja con bollos suizos, que haremos pasadas las Navidades. Para nuestros postres las usaremos sin bañar en chocolate.


naranja caramelizada recien hecha

Estas naranjas las elaboro de dos formas muy parecidas, con  la primera la naranja queda más blandita, jugosa y muy sabrosa, ideal para hacer postres, en cambio con la segunda, la cáscara queda mas entera y el sabor de la naranja es un poco mas amargo, ideal para bañar con chocolate, porque la fruta queda mas entera. Con esta última podemos hacer cualquier otra fruta. Podemos utilizar ambas recetas para los mismos postres y no tengáis miedo de hacer mucha cantidad, aguanta varios meses en el frigo.


naranja escarchada, escurrida

Ingredientes para  naranjas caramelizadas

-         1 vaso de zumo de naranja.
-         1 vaso de azúcar sin colmarlo.
-         2 naranjas.
-         Chocolate fondant (opcional solo si las vamos a bañar).



 
Lavamos las naranjas y las hacemos rodajas de 1cm. Las cocemos en un poco de agua (solo que las cubra) durante ½ hora, sacamos y dejamos escurrir.
Hacemos un almíbar con el zumo y el azúcar durante 30’ a fuego medio, debe quedar un poco espeso. Añadimos las naranjas y cocemos 10’ mas. Sacamos y dejamos escurrir.
Las podemos bañar en chocolate fundido al baño de maria.




Ingredientes para  naranjas escarchadas


-         2 naranjas o cualquier otra fruta.
-         Agua.
-         Azúcar.
-         Chocolate fondant (opcional).






Lavamos las naranjas y las hacemos rodajas de 1 cm.
Ponemos a cocer agua y azúcar a partes iguales, durante 5 minutos, ponemos la fruta dentro y cocemos a fuego lento durante 1 hora.
La cantidad de agua y azúcar ira en función de la fruta que vayamos a escarchar, teniendo en cuenta que tiene que quedar cubierta.
Una vez cocidas las sacamos y dejamos escurrir.
Después las pasamos por el chocolate fundido al baño de maría, si las rodajas son grandes las podemos partir por la mitad. Dejamos secar sobre papel de aluminio o sulfurizado. 





¡ Buen provecho !

jueves, 20 de noviembre de 2014

Fritá de calabaza al ajillo



Antes de comenzar con recetas mas apropiadas para las fechas que se avecinan, nos vamos a deleitar con una receta de verdura de temporada, la calabaza, que puede parecer aburrida, pero que no es así, da juego para infinidad de recetas tanto dulces como saladas. En el blog podéis encontrar una crema de calabaza clásica, otra con setas, un potaje de garbanzos y calabaza y ahora esta fritá, tan típica de la alpujarra.
Si no te gusta la calabaza por el sabor dulce que tiene, con esta receta no tendrás problema, porque el majado que lleva es tan sabroso que le resta ese sabor. Es una receta ideal para acompañar un pescado o carne a la plancha.



Ingredientes para 4 personas

-         ½ k de patatas.
-         ½ k de calabaza.
-         2 rodajas de pan.
-         6 dientes de ajos.
-         1 pimiento rojo seco.
-         12 almendras fritas.
-         ½ vasito de vino blanco.
-         1 vaso de agua.
-         Aceite de oliva.
-         Sal y pimienta negra molida.




En una sartén con un buen chorro de aceite de oliva, ponemos las patatas y la calabaza cortadas a rodajas, sazonamos y freímos a fuego lento.
Mientras hacemos la salsa. En otra sartén, con un poco de aceite freímos el pimiento, con cuidado de no quemarlo, lo retiramos y freímos 3 dientes de ajo, retiramos y ponemos las rodajas de pan, cuando estén doradas las sacamos y por último freímos las almendras.
Machacamos las almendras en el mortero y reservamos.
En el vaso de la batidora ponemos el resto de ingredientes, ajos fritos y crudos, almendras y pan, añadimos el vino blanco y el agua y trituramos todo. Mezclamos con las almendras machacadas y salpimentamos.
Cuando tengamos las patatas y la calabaza fritas, si vemos que tienen mucho aceite le retiramos un poco y le incorporamos la salsa. Dejamos cocer todo unos cinco minutos y listo.




 ¡ Buen provecho !

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Perdices con rollitos de col



Estamos en temporada de caza y aunque este año en el coto del pueblo, la veda solo se ha abierto 4 días, mi marido ha traído a casa varias piezas. La falta de lluvia y por consiguiente de comida hace que a estos y otros animales les sea muy difícil la reproducción, por lo tanto lo más sensato es no abrir la veda toda la temporada, que va desde octubre a enero  o hacerlo solo unos dias y dejar  que los pocos animales que han sobrevivido se puedan reproducir.




La perdiz es una de las carnes de caza más cotizadas y apreciadas. Son una fuente importante de proteínas de alto valor biológico,  tienen una cantidad de hierro sobresaliente y muy poca grasa. Sus proteínas apenas tienen colágeno, por lo que son muy fáciles de digerir, si se cocinan con poca grasa, claro.
En el blog podéis encontrar 4 recetas de perdices; doradas, en escabeche, a la toledana y roja, esta última la que más le gusta a mi marido, a veces, suelo sorprenderlo con alguna receta diferente y esta le ha gustado mucho.




Ingredientes para 2 – 4 personas

-         2 perdices con sus higadillos (las mías salvajes).
-         1 col pequeña.
-         70 gr de manteca de cerdo.
-         125 ml de brandy.
-         1 cebolla pequeña.
-         2 o 3 tomates.
-         20 almendras peladas y tostadas.
-         250 ml de caldo de ave (puede ser avecrem).
-         Harina para rebozar.
-         Aceite de oliva.
-         Sal y pimienta.
-         Perejil (opcional).




Comenzamos preparando los rollitos de col.
Separamos las hojas de la col, le quitamos el tronco central y las cocemos enteras en una olla amplia con agua y sal, durante 15 minutos. Escurrirlas bien y dejarlas extendidas sobre un paño de cocina.
Cuando hayan enfriado un poco, doblamos los lados de las hojas hacia dentro y hacemos un rollito. Los pasmos por harina y los freímos en una sartén con aceite de oliva. Reservamos.




Una vez que tengamos las perdices bien limpias, las partimos por la mitad, le quitamos los higadillos y los reservamos y las doramos en una cazuela con la manteca de cerdo, una vez bien doradas añadimos el brandy, bajamos el fuego y tapamos la cazuela y dejamos cocer unos 5 minutos. Pasado el tiempo, retiramos las perdices y añadimos la cebolla picada muy menuda, le damos unas vueltas y ponemos los tomates pelados y cortados en trocitos pequeños, salpimentamos y dejamos rehogar todo unos 12 o 15 minutos.
Mientras machacamos en el mortero las almendres con los higadillos que habíamos reservado. Añadimos el majado a la cazuela y removemos todo, incorporamos las perdices, regamos con el caldo y dejamos cocer unos 40 minutos, yo las hago en la olla rápida 12 o 15 minutos, dependiendo si son duras o tiernas. Pasado este tiempo abrimos la olla y añadimos los rollitos de col que teníamos fritos y dejamos cocer otros 40 minutos, en mi caso en la olla rápida las dejé 10 minutos más, pues eran dos perdices duras.
Colocamos las perdices y los rollitos en una fuente y pasamos la salsa por un colador, ayudándonos con una cuchara o la maza del mortero para que pasen bien las almendras. Ponemos la salsa sobre las perdices y los rollitos de col.





¡Vivieron felices y… comieron perdices!
¡ Buen provecho ¡

jueves, 6 de noviembre de 2014

Tarta de mascarpone y chocolate



El fin de semana pasado tuvimos celebración de cumpleaños, cada vez nos resulta mas difícil estar todos juntos… el trabajo, las guardias, la distancia geográfica … A primeros de octubre fue el cumpleaños de mi sobrina Alba y a finales el de mi marido y el mío y hasta este fin de semana no pudimos estar todos juntos.
La comida consistió en un riquísimo rabo de toro con puré de patatas y unas costillas al cava, que preparó mi hermana y que  le salen de muerte y yo aporté, con la ayuda de ella, esta tarta que le vi a Lorraine Pascale en canal cocina, no hay nada mejor que estar un poco pachucha para ver todos los programas de cocina de la tele, ja,ja,ja. 




Los ingredientes de la tarta están indicados para un molde de 23 cm, pero yo la hicimos más pequeña y los adaptamos a un molde de 18cm. Como la teníamos que hacer en el pueblo y además teníamos poco tiempo tuve que buscar una tarta que no tuviera mucho trabajo y la elección fue un acierto. La base de galletas de chocolate super rica,  el relleno delicioso y la presentación fácil y muy vistosa. Con las galletas de la receta sale una base bastante gruesa, que le queda muy bien, pero si la prefieres mas fina, reduce la cantidad de galletas.
A nosotros nos gustó mucho, espero que te guste.




Ingredientes para un molde de  20 - 23 cm

-         400 gr de galletas digestive o integrales con chocolate.
-         75 gr de mantequilla.
-         800 gr de queso mascarpone o queso cremoso (yo la hice con mascarpone).
-         2 cucharadas colmadas de azúcar glass (yo puse un poco mas).
-         100 gr de chocolate negro.
-         300 gr de chocolate con leche.
-         100 gr de chocolate blanco (te sobrará).



Trituramos las galletas y las ponemos en un bol, mezclamos con la mantequilla a temperatura ambiente, una vez bien mezcladas las ponemos en el fondo de nuestro molde (desmoldable) y repartimos bien la mezcla, prensamos con la ayuda de una cuchara para que quede bien compacto y liso. Reservamos.
En un bol mezclamos el queso, que tiene que estar a temperatura ambiente, con el azúcar, hasta que tengamos una crema homogénea y suave. Reservamos.




En un cazo amplio fundimos los chocolates al baño de maría, una vez fundidos separamos ¼ parte para la cobertura y reservamos. Cuando haya enfriado un poco el resto del chocolate, vamos incorporando poco a poco cucharadas de la mezcla de queso y azúcar, mezclando todo muy bien. Cuando tengamos todo el queso y el chocolate integrados, volcamos la crema sobre la base de galletas, alisamos la superficie para que quede bien lisa.
Ponemos la tarta en el frigo un par de horas.




Derretimos otra vez el chocolate que habíamos reservado y lo volcamos sobre la tarta, moviendo el molde de forma circular para que cubra toda la superficie.
Con papel de hornear preparamos un cucurucho con los bordes hacia dentro para evitar que se desmonte. Derretimos el chocolate blanco al baño de maría y lo vertemos dentro del cucurucho, doblamos la parte de arriba para que no se salga el chocolate y con unas tijeras cortamos la punta de nuestro cucurucho, muy poco, para que salga un hilo fino de chocolate.
Dibujamos líneas sobre la tarta con una separación de unos 2 cm una de otra y después con la ayuda de un palillo arrastramos las líneas en sentido contrario (metemos la punta del palillo en el chocolate y lo arrastramos como si quisiéramos juntar las líneas).
Guardar en el frigo hasta que la superficie endurezca.
Desmoldar y servir.





¡ Buen provecho !