martes, 31 de marzo de 2015

Ensalada de naranja - remojón

Esta vez no traigo ninguna receta típica de Semana Santa, pero esta ensalada es un plato que nos va a servir perfectamente, en primer lugar porque todavía estamos en temporada de naranjas y de buena calidad, si no encontráis me lo decís y os mando una caja que mi cosecha todavía no se ha terminado,ja,ja,ja; en segundo lugar no lleva carne, ideal para los que hacen vigilia y en tercer lugar es una ensalada fresquita y con la semana de calor que se presenta, seguro que apetece.


Este plato no es típico de Almería pero si de las provincias cercanas de Granada, Jaén y Córdoba. Es una receta de origen árabe y por lo tanto típico de la gastronomía andaluza.
El ingrediente principal es la naranja y el aceite de oliva, productos ricos y abundantes en nuestra tierra.


Dependiendo de las zonas se le añaden unos ingredientes u otros que van desde las aceitunas, huevos duros, cebolleta, ajos, vinagre, pimentón, patatas, tomate y bacalao, este último un ingrediente muy habitual que incluso da nombre a la ensalada y lo llaman remojón de naranja y bacalao.
Es un plato nutritivo y sabroso que se sirve frío.
La receta lleva en mi recetario algunos años y me la dio la hermana de mi cuñado que vive en Granada y desde entonces la hago varias veces al año en temporada de naranjas.



Ingredientes para 4 personas
  • 4 naranjas.
  • 100gr de bacalao desalado o un poco más.
  • 1 o 2 cebolletas.
  • Un puñado de aceitunas negras, mejor caseras.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cucharadita de pimentón.
  • Aceite de oliva, unos 100ml o más.
  • Sal.
  • Vinagre.


Pelamos las naranjas en vivo (quitando la cáscara y la piel fina que cubre los gajos). La troceamos y ponemos en una fuente. Troceamos también el bacalao y lo añadimos a las naranjas.
Picamos muy fina la cebolleta y la incorporamos a la fuente junto con las aceitunas negras, mezclamos todos los ingredientes y espolvoreamos el pimentón. Dejamos reposar un poco mientras freímos los ajos.
En una sartén ponemos aceite de oliva suficiente para aliñar la ensalada y que no quede seca, unos 100ml o un poco más, cuando esté caliente añadimos los ajos picaditos y cuando estén dorados retiramos la sartén y añadimos todo a la ensalada, así el aceite caliente tostará un poco el pimentón.
Rectificamos de sal, ponemos un poco de vinagre, mezclamos todo y listo para comer.


 
otras veces la presento en rodajas


¡ Buen provecho !


martes, 24 de marzo de 2015

Migas

Tenía muchas ganas de subir esta receta, que aunque no es un plato fácil de hacer (mas adelante veremos la versión rápida y fácil en microondas) merece la pena dedicarle un buen rato para luego comer un plato rico, rico, de los de toda la vida.
Como este fin de semana ha sido un poco lluvioso he aprovechado para hacerlas, aunque lo de asociar migas a días de lluvia es algo que los mayores no entienden mucho, pues ellos comían migas un día si y otro también. Para las nuevas generaciones comer un plato de estos es un lujo y al ser tan contundente parece que apetece comerlas en días de lluvia, aunque antes se comían tanto en invierno como en verano.


Las migas son un plato que se cocinan en todas las regiones españolas, por lo que existen muchas variantes. La diferencia de estas migas que se comen en mi pueblo, es que se hacen con harina en vez de con pan, como en la mayoría de lugares, menos en Almería y algunas zonas de Murcia, aunque también las hacemos de pan e incluso con patatas, pero las de harina son las más frecuentes.
No es un plato para comer a diario, aunque nuestros mayores si que lo hacían y en ocasiones hasta por la noche, cuando venían de estar todo el día trabajando en el campo y  solo se las comían con un trozo de bacalao, aceitunas, rábanos o habas; no tenían los acompañamientos que comemos ahora, que son numerosos y que dependen del gusto y costumbre de cada casa y de la estación del año, pues en verano apetece más comerlas con algo fresquito. 

 


Algunos ejemplos son:
  • Pescado frito o la plancha, pueden ser sardinas, boquerones, merluza, bacalao… Las sardinas a la plancha es lo más habitual.
  • Arenques.
  • Chorizo, chistorra, longaniza, morcilla y panceta, normalmente a la plancha o frito con poco aceite.
  • Pimientos verdes fritos o pimientos secos fritos.
  • Berenjenas fritas.
  • Ajos asados.
  • Habas frescas y rábanos.
  • Ensalada de lechuga o tomate.
  • Aceitunas, mejor caseras.
  • Agua y vinagre (así es como le decimos en casa) es una vinagreta a la que se le añade agua bien fría y alguna hortaliza muy muy picadita, como lechuga, cebolla o pepino. Esta sopa fría es ideal para comer las migas en verano
  • Y por supuesto fruta, uvas, naranjas, granadas.



Otro ingrediente a tener en cuenta es la harina, nuestros mayores las hacían con la harina que había en el molino del pueblo, normalmente harina recia, pero la gran cantidad de harina con la que disponemos ahora, nos permiten hacer unas migas más finas y suaves. En la mayoría de las casas es costumbre hacerlas con harina sémola y con ellas son más fáciles de hacer o de "desliar" como se dice cuando estamos haciendo migas, pero yo recomiendo hacerlas con harina de trigo normal, es cierto que son más difíciles de desliar, pero el resultado no tiene comparación, son unas migas mas suaves y esponjosas. En las tiendas de los pueblos venden unas harinas especiales para migas, que es una mezcla de harina blanca y un poco de sémola y es la que suelo usar.




Otro factor a tener en cuenta es el fuego y la sartén. Cuando quiero comer migas y estoy en mi casa donde tengo vitrocerámica, no me complico y hago migas en el microondas, que salen bastante ricas, comparando el poco tiempo que se tarda en hacerlas. Pero si estoy en el pueblo, donde tengo cocina de gas (aunque lo mejor es hacerlas en fuego de leña y siempre que puedo me voy al cortijo a hacerlas) tengo una sartén de hierro solo para hacer las migas y una rasera o pala de hierro para moverlas y desliarlas. En una sartén antiadherente y una pala se madera nos costará bastante mas desliar unas migas, pero también se puede.

una cabeza de ajos asado en la lumbre, deliciosos con las migas

Ya os he hablado de los acompañamientos, la harina, la sartén y del fuego y solo me queda decir que hay que hacerlas con paciencia, sin prisa con el fuego y con mucho cariño, mi madre solía decir que para hacer migas hace falta “un loco para mover y un lento para echar lumbre” con esto queda dicho todo.
Con esta entrada espero que los más jóvenes sepan hacer unas buenas migas y que esta receta no pase al olvido. 


 
Ingredientes para 4 personas con harina de trigo para migas
Si las vas a hacer con harina sémola, que te costará menos hacerlas y la encontrarás mas fácilmente, tienes que poner la misma cantidad de agua que de harina (1 vaso de agua y otro de harina, el resto de ingredientes igual).

  • 4 vasos de agua de 200 ml.
  • 5 vasos de harina, necesitarás quizás un poco más.
  • Aceite de oliva, unos 100ml.
  • 1 cabeza de ajos.
  • Sal, una cucharadita de café por vaso de agua.



Ponemos la sartén en el fuego con un chorrito de aceite, en él freímos los ajos, enteros con piel o pelados y troceados, (en ese caso debemos tener cuidado de no quemarlos). Una vez fritos retiramos la sartén el fuego y añadimos el agua, ponemos otra vez la sartén en el fuego y lo subimos para que se caliente el agua rápidamente, añadimos la sal y cuando esté muy caliente casi empezando a hervir, bajamos el fuego y añadimos la harina poco a poco y moviendo sin parar para integrarla bien, este es el punto mas difícil de la receta, pues si las dejamos un poco blandas tardaremos mucho en desliarlas, la masa estará dura y pensaremos que no necesita mas harina, pero al mover la masa ésta no debe quedarse plana, debe estar con pegotes o bolas. 
 





Espero que el paso a paso os pueda ayudar, aunque las fotos al lado del fuego no han salido nada bien.




Una vez integrada toda la harina, si notáis que están blandas se puede añadir un poco más, porque no todas las harinas son iguales. Cuando tengamos toda la harina bien integrada y ya no quede harina sin humedecer, tendremos en el fondo de la sartén, una torta de harina pegada, entonces retiraremos la masa hacia un lado y echamos el aceite, lo repartimos por todo el fondo de la sartén y con la rasera levantamos la torta de harina quemada, a esto se le llaman “pegaos”; yo normalmente los retiro para que se los coma mi hijo pero, si los dejamos dentro, le dan buen sabor a las migas siempre que no estén muy quemados.



A partir de este momento solo nos queda mover para que no se peguen y a la vez deshacerlas. Cuando las tengamos totalmente deshechas, ya estarán listas, deben quedar jugosas y blandas, nos llevará entre 20 o 30 minutos, aunque dependerá del fuego y de la consistencia de la masa.



Ahora solo nos queda comerlas con las viandas preparadas y normalmente se comen en la misma sartén.



¡ Buen provecho !


jueves, 19 de marzo de 2015

Tarta mousse de naranja con bizcocho de chocolate



Casi no llego esta semana, con el comienzo del trabajo y los preparativos para la celebración de mi santo, ¡que trabajo me ha costado poder esta aquí!, pero lo he conseguido.
Esta es la tarta que he hecho para mi santo y la que hemos tomado hoy. Es súper vistosa, ideal para los amantes de los sabores cítricos.
Para mi gusto el bizcocho de la base es un poco grueso, así que lo he cortado un poco. Pam del blog unodedos hace el bizcocho en un molde más grande que el molde donde prepara la tarta recortándolo un poco, quedando los bordes más limpios y uniformes, pero creo que no es necesario, puedes hornear el bizcocho directamente en el molde donde vas a hacer la tarta, eso si, haz solo la mitad de los ingredientes.
Yo he hecho el bizcocho en un molde desmoldable de 24 cm y  he montado la tarta en otro de 23 cm. el de Lekúe con base de cerámica.
Debemos empezar el día de antes para hacerla, pues necesita tiempo para que cuaje bien.



Ingredientes para el bizcocho de la base en un molde de 24 cm

-         4 huevos medianos.
-         120 gr de azúcar.
-         80 gr de harina.
-         20 gr de maizena.
-         10 gr de cacao puro en polvo.
-         Una pizca de sal.


Precalentamos el horno a 200º C.
Separamos las claras de las yemas.
Tamizamos la harina, maizena, cacao y la sal.
Añadimos el azúcar a las yemas y batimos con unas varillas hasta que estén muy esponjosas. Incorporamos a esta mezcla la harina, el cacao y la sal tamizados, poco a poco y con movimientos suaves.
Montamos las claras y las incorporamos a la masa con movimientos envolventes.
Forramos el molde con papel de horno, echamos la masa, alisamos la superficie y metemos en el horno unos 8 o 10 minutos.
Cuando esté listo lo sacamos y volcamos sobre una rejilla para que se enfríe. Reservamos.


Ingredientes para la Mousse de naranja

-         200 ml de zumo de naranja.
-         115 gr de azúcar.
-         3 huevos.
-         Una pizca de sal.
-         1 sobre de gelatina en polvo o 6 láminas.
-         200 gr de creme fraiche.
-         60 ml de nata para montar 35 % MG.
-         30 gr de azúcar glas.
-         Ralladura de 1 naranja.
-         Un chorrito de Cointreau.



Calentamos el zumo de naranja con el Cointreau en un cazo, cuando esté templado añadimos la gelatina y movemos hasta que se disuelva bien (si son láminas previamente las hidratamos); dejamos enfriar un poco.
Separamos las claras de las yemas y montamos estas últimas con el azúcar hasta que doblen su volumen, añadimos la ralladura de naranja y mezclamos.
Montamos las claras con la pizca de sal.
En otro bol mezclamos la creme fraiche, la nata y el azúcar glas y batimos hasta que estén semimontadas.
Mezclamos el zumo con la gelatina a la mezcla de yemas y azúcar y batimos bien. Poco a poco, con cuidado y alternando, vamos echando claras y nata a la mezcla. Lo haremos en varias veces y mezclando suavemente para evitar que se baje la masa.
Una vez frío el bizcocho lo recortamos del tamaño del molde donde vayamos a montar la tarta, puedes usar sólo el aro y usar el plato de servir de fondo.
Empapamos el bizcocho con un almíbar hecho con dos partes de azúcar, una de agua y un chorrito de Cointreau.
Sobre el bizcocho echamos la mezcla de mousse de naranja, alisamos la superficie y dejamos reposar toda la noche.
Al día siguiente hacemos la confitura de naranja para la cobertura.


Ingredientes para la cobertura de naranja

-         250 gr de naranjas limpias y troceadas.
-         190 gr de azúcar.
-         Un chorrito de Cointreau.
-         1 cucharada de mermelada de albaricoque.
-         ½ sobre de gelatina en polvo o 3 láminas.


En un cazo ponemos a cocer las naranjas (debemos pelarlas bien y no dejarles partes blancas de la piel, pues amargarían), el azúcar y la mermelada. Dejamos cocer 45 minutos moviendo con frecuencia y aplastando con un tenedor a la vez que movemos. Pasado el tiempo añadimos el licor, mezclamos y seguidamente colamos la mezcla. La volvemos a poner en el fuego y añadimos la gelatina mezclando bien hasta que no tenga grumos (si son láminas las hidratamos previamente) dejamos enfriar un poco.
Una vez que nuestra mousse esté bien cuajada echamos encima la confitura de naranja y dejamos otra vez en el frigo 2 o 3 horas.
Adornar a gusto.


¡ Buen provecho !

miércoles, 11 de marzo de 2015

Bizcocho de cola cao

Esta semana toca receta dulce y lo hago con un bizcocho, que hace mucho que no publico ninguno y éste de los que mas tomamos en casa, aunque tomamos poco dulce, los bizcochos y magdalenas son otra historia.....


No tengo palabras para describir este bizcocho y aunque las fotos no están mal, no se aprecia lo esponjoso, suave y jugoso que queda.
Lo podéis hacer con nesquik o cola cao turbo, pero con el cola cao clásico sabe mas a chocolate, no dejes de hacerlo aunque no tengas el cola cao de siempre. 
 


Ingredientes para un bizcocho mediano

- 150 gr de harina.
- 150 gr de cola cao ( puede ser nesquik o colacao turbo).
- 150 gr de azúcar.
- 1/2 sobre de levadura royal.
- 2 huevos.
- 125 ml de aceite.
- 200 ml de leche.




Precalentamos el horno a 180 º.
Forramos un molde con papel de horno.
Mezclamos y tamizamos la harina, el cola cao y la levadura.
Batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen, añadimos el aceite, la leche y seguimos batiendo. Incorporamos la harina y el cola cao, batimos hasta que se integre todo y la masa no tenga grumos.
Ponemos la mezcla en el molde, al llevar papel de horno no es necesario engrasarlo, alisamos la superficie y horneamos 30 minutos aprox. o hasta que al pincharlo, el palillo salga limpio.


¡ Buen provecho !

miércoles, 4 de marzo de 2015

Empanada de hojaldre con berenjenas

Suelo decir que las mejores verduras son las de temporada y es cierto, pero no por ello, debemos de dejar de consumir durante todo el año las verduras que nos apetezcan o mas nos gusten, que por algo tenemos una agricultura intensiva y de invernaderos que son de gran calidad.
Tengo la suerte de tener pueblo y en el campo solemos cultivar casi de todo, con la ayuda de mi cuñado, que es el que se encarga de regar, así que, la verdura de temporada no nos falta en casa. También tengo amigos que tienen invernaderos y sobre todo un cuñado, médico de pueblo, al que le regalan casi todos los días productos del campo; con esto quiero decir que en casa tengo berenjenas, pimientos, tomates, calabacines, etc....en todas la épocas del año.
No dejéis de hacer esta empanada que, aunque no estemos en temporada de berenjenas, es facilísima con la masa de hojaldre y está realmente buena.
La receta es de Carmen del blog e-cocina, una verdadera maestra de las verduras.


Ingredientes

  • 2 berenjenas.
  • 1 lámina de hojaldre.
  • Queso en lonchas.
  • Jamón de york en lonchas.
  • Huevo para pintar la masa.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.


Pelamos la berenjena ( aunque no es necesario) las hacemos rodajas no demasiado gruesas, colocamos en un escurridor y las espolvoreamos con sal. Dejamos reposar 20 o 30 minutos para que suelten el amargor. Después las lavamos, escurrimos y secamos bien.
Sacamos el hojalde del frigo para que vaya perdiendo frío.
En una sartén con un capa fina de aceite vamos friendo las rodajas de berenjena por tandas, si faltara aceite le vamos añadiendo más. Las sacamos a un plato con papel absorbente, poniendo un papel entre capa y capa de rodajas de berenjena.
No es necesario enharinarlas, pero si te gusta más lo puedes hacer, he hecho la empanada con las berenjenas de las dos formas y en el resultado final no se nota.
Encendemos el horno a 200ºC.
Extendemos el hojaldre y colocamos en una de las partes una capa de lonchas de jamón de york, encima una capa de rodajas de berenjena, sobre esta, una capa de queso en lonchas y encima otra capa de berenjenas. Doblamos la parte de hojaldre que teníamos libre sobre el relleno y sellamos los bordes doblando y pellizcando con los dedos. Pincelamos con huevo batido y horneamos a 200ºC unos 25 minutos, con el horno previamente caliente.


¡ Buen provecho !