jueves, 31 de marzo de 2016

Muffins de oreo

Somos muchos los adictos a estas galletas y si solas ya están ricas, las elaboraciones con ellas son “el no va mas”..... tartas, galletas, muffins, helados, bizcochos, brownies y todo lo que se nos ocurra.
No dejes de hacer algún postre con ellas, son deliciosos. En este ocasión os presento unos muffins, en otra ya hice unas galletas, un poco bestias, eso si, y seguiremos con otras elaboraciones, cual de todas mas rica.



Ingredientes ( salen unos 25 muffins)

-         200 gr de azúcar.
-         100 gr de galletas oreo.
-         1 bote de galletas oreo minis (sobrarán).
-         2 huevos.
-         140 gr de mantequilla.
-         130 gr de harina.
-         1 y ½ cucharadita de levadura.
-         Una pizca de sal.
-         150 ml de leche entera.
-         1 cucharadita de azúcar avainillado.




Precalentamos el horno a 180ºC.
Batimos el azúcar con la mantequilla, que tiene que estar a temperatura ambiente, hasta conseguir una crema y añadimos uno de los huevos, cuando se haya integrado, añadimos el otro.
Trituramos las galletas normales (no las minis) hasta hacerlas polvo y lo mezclamos con la harina, la levadura, el azúcar avainillado y la sal. Tamizamos la mezcla y la vamos mezclando poco a poco con la crema de huevos, mantequilla y azúcar, agregamos la leche y mezclamos toda la masa.
Para rellenar los moldes, ponemos primero un poco de masa, encima colocamos una galleta oreo mini y ponemos otro poco de masa. Si los moldes son grandes le podemos poner dentro una galleta oreo normal, es lo que yo he hecho y colocamos encima una oreo mini.
Horneamos 20 o 25 minutos.  




¡ Buen provecho !

miércoles, 23 de marzo de 2016

Guiso de bacalao con patatas

Siempre he llamado a este plato “patatas viudas con bacalao” pero nada más lejos de la realidad. Las “patatas viudas” es un plato popular en la gastronomía castellana y típico de la Semana Santa. Se trata de un plato muy humilde cuyo contenido eran las verduras y las patatas (solas) con un sofrito y ocasiones regadas con caldo de carne para aportarle sabor, no llevando ningún tipo de carne o pescado. El pimentón es un ingrediente necesario en esta receta y el que le aporta personalidad a este plato.
Yo he decidido cambiarle el nombre ya que mi receta lleva casi más bacalao que patatas.
El bacalao lo podemos comprar ya desalado y en lomos, pero yo prefiero el bacalo entero, yo lo parto, lo pongo en remojo y lo cocino entero, con piel y espinas, es mucho mas sabroso, pero eso va en gustos y en tiempo.
Al sofrito no suelo ponerle tomate, pero si se lo pones no le queda nada mal.
El bacalao lo puedes pochar un poco, antes de poner en el guiso o lo puedes poner directamente tras remojarlo, es un plato que admite variaciones, según la costumbre y gustos de cada cual.



Ingredientes para 4 personas

-         600 gr de patatas.
-         400 gr de bacalao.
-         150 ml de caldo de pescado.
-         1 pimiento verde.
-         1 cebolla.
-         2 d de ajo.
-         1 tomate pequeño (opcional).
-         1 cucharadita de pimentón.
-         Perejil.
-         Aceite de oliva.
-         Sal.




Desalar el bacalao 48h, cambiando el agua cada 8h, manteniéndolo en el frigorífico. Si lo compramos desalado no ahorramos este paso. Escurrimos y secamos los trozos de bacalao y los freímos en una cazuela con un poco de aceite, un par de minutos a fuego lento, sacamos y reservamos.
Añadimos  a la misma  cazuela el pimiento en juliana o trocitos pequeños, la cebolla y el ajo muy picados y lo dejamos hacerse a fuego lento hasta que esté bien pochado, a este sofrito le podemos poner el tomate rallado y lo dejamos pochar con las demás verduras.
Incorporamos las patatas troceadas, mejor chascadas y rehogamos unos minutos. Añadimos el caldo y dejamos cocer a fuego medio lento, hasta que las patatas estén blandas, entonces incorporamos el bacalao y movemos la cacerola, para evitar que se rompa el bacalao.
Dejamos reposar 10 minutos y lo podemos espolvorear con perejil picado.



¡ Buen provecho !

jueves, 17 de marzo de 2016

Garbanzos con arroz

Hace tiempo que quería enseñaros esta receta, pero no conseguía que me salieran unas fotos decentes y estas están más que regular.
El motivo no es solo que es una receta muy rica y saludable, el motivo principal es hacer un pequeño homenaje a quien me dio esta deliciosa receta y otras muchas y que ya no está con nosotros, el cáncer quiso que se fuera demasiado pronto, hablo de mi compañero  Jesús G.A.
Jesús era el marido de mi compañera y “jefa”, o sea, la coordinadora del departamento de trabajo social del centro penitenciario donde trabajo, además Jesús era psicólogo y director del Servicio provincial de drogodepencias y parte de su trabajo lo hacía en el centro penitenciario.
Si me pongo a hablar de él como psicólogo podría estar todo el día escribiendo, era el mejor, todavía y después de casi 11 años que ya no esta con nosotros, hay internos en el centro que se acuerdan de él y es que Jesús dejaba huella a todo el que lo conocía. Pero por encima de Jesús psicólogo, al que le apasionaba su profesión, estaba el Jesús como persona, era muy buena gente, buen compañero y un tío “mu apañao”, sabía hacer todo lo que se proponía, cocinaba estupendamente,  hacía bricolaje, hacía manualidades y  hacía unos belenes dignos de admiración, entre otras muchas, muchas cosas…
Este es mi pequeño homenaje a una GRAN PERSONA.
Mari Carmen espero que no te moleste.
Las cantidades que él me dio eran de 2 puñados de garbanzos y uno de arroz por persona, yo los he pesado y son aproximadamente las que indico.


Ingredientes para 4 personas

-400 gr de garbanzos.
-150 gr de arroz.       
-1 cebolla.
-2 tomates.
-1 hoja de laurel.
-1 cucharadita de pimentón.
-Perejil, pimienta y azafrán.
-Aceite de oliva.



Cocemos los garbanzos con la misma agua de ponerlos en remojo (si es posible) y con la hoja laurel. En una sartén con un poco de aceite de oliva, freímos la cebolla muy picadita y  los tomates troceados, una vez hecho el sofrito le añadimos el pimentón, damos unas vueltas y apartamos del fuego. 
A medio cocer los garbanzos se le añade el sofrito, rectificamos de sal y a los 10’ minutos aproximadamente le añadimos le arroz y una pizca de azafrán (colorante, que yo no lo pongo) y pimienta molida.
Los podemos dejar mas o menos caldosos, eso es a gusto, solo tenemos que añadir mas agua en la cocción de los garbanzos o del arroz, si fuera necesario.  
Una vez el arroz esté a nuestro gusto, apartamos y espolvoreamos con perejil.


¡ Buen provecho !

viernes, 11 de marzo de 2016

Cake de vainilla

Sabias que la vainilla es un tipo de orquídea tropical? La especie vanilla planifolia es la que usamos en la cocina por su fruto con tanto sabor. Proviene del continente americano, mas concretamente de Veracruz y le pusieron ese nombre al parecerse su vaina a una diminuta espada.
Su cultivo y preparación necesitan largos y minuciosos cuidados, por lo que lo hace ser un producto muy caro. La encontramos en forma de palos largos negros y brillantes, que llamamos vainas de vainilla.
Su sabor es muy suave y gusta a mucha gente, la usamos principalmente para preparaciones dulces y además de en vainas, que es la que más me gusta, la podemos encontrar líquida, en pasta o mezclada con azúcar.

Este  bizcocho lo podemos espolvorear con azúcar y frutos secos, en esta ocasión yo no los he puesto, pero merece la pena ponerlos.

Podemos ver los puntitos negros de la vainilla en el bizcocho


Ingredientes para 6 – 8 personas

-      4 huevos.
-      180 gr de mantequilla.
-      180 gr de azúcar.
-      200 gr de harina.
-      1 vaina de vainilla (o una cucharadita de esencia).
-      ½ sobre de levadura royal (8 gr.).
-      Un poco de azúcar para espolvorear (opcional).
-      Frutos secos para cubrir, piñones, pistachos, almendras, nueces, etc…(opcional).


Ponemos un cazo con un poco de agua y cocemos la vaina de vainilla, durante varios minutos, la dejamos infusionar en el agua mientras hacemos la masa. Este paso no es necesario, solo si la vaina es muy fina o está algo seca, la podemos usar sin poner en agua caliente o infusionar.
Batimos muy bien la mantequilla a temperatura ambiente, con el azúcar, añadimos los huevos de uno en uno y seguimos batiendo, añadimos la vainilla, si la ponemos en vaina, la sacaremos del agua, abrimos las vaina con un cuchillo y sacamos las semillas que son la esencia de la vainilla, con la parte de roma de un cuchillo y la echamos a la masa, incorporamos la levadura y por último la harina tamizada, mezclamos todo con movimientos envolventes.
En un molde alargado untado con mantequilla y espolvoreado de harina vertemos la masa, espolvoreamos con azúcar y frutos secos (opcional).
Ponemos en el horno precalentado, a 180º durante 35 minutos.



¡ Buen provecho ¡

jueves, 3 de marzo de 2016

Champiñones en salsa

Esta receta la podemos encuadrarla dentro de las recetas 100 % vegetarianas o veganas, pero yo no la hago por ese motivo sino como guarnición de carnes o pescados, aunque me cuido bastante la alimentación, no llego a ser vegana  todavía, quien sabe mas adelante?
La salsa de pimientos hace de estos champiñones un plato muy sabroso y sobre todo sano y sin grasas poco saludables. Los podemos comer como primer plato o entrante o como guarnición.
Las cantidades que indico son para comerlos como guarnición, si los tomamos como entrante podemos aumentar un poco la cantidad, pero también dependerá del tamaño de los champiñones y de lo frescos que sean, si son muy frescos pesan mas.



Ingredientes

-      500 gr de champiñones pequeños.
-      1 cebolla mediana.
-      2 dientes de ajo.
-      2 ñoras o pimientos rojos secos y carnosos.
-      1 vasito de vino blanco.
-      1 guindilla (opcional).
-      Aceite de oliva.
-      Sal.



Limpiamos los champiñones de tierra y le cortamos el rabo generosamente, los lavamos y secamos un poco con papel de cocina.
En una sartén con un chorrito de aceite de oliva, rehogamos la cebolla y los ajos muy picados y los champiñones enteros (mejor pequeños). Cuando tomen color añadimos la carne de las ñoras que previamente hemos cocido un poco para sacar la pulpa, removemos y añadimos el vino blanco y la guindilla, esta es opcional. Dejamos cocer 2 o 3’.
Sacamos los champiñones y trituramos la salsa o la pasamos por el chino, yo prefiero pasarla por el chino o colador.
Poner los champiñones dentro de la salsa y dejar al fuego un poco.
Servir calientes.



¡ Buen provecho !