sábado, 15 de julio de 2017

Polos cremosos de fresa

Esta semana me he retrasado en la entrada, pero he tenido motivo, hoy ha sido mi último día de trabajo, antes de las vacaciones y estas dos últimas semanas han sido frenéticas, ultimando el trabajo de todo el mes y terminando las jornadas de cocina con los internos. Casi no he parado en casa y apenas he tenido tiempo de cocinar.

Ya se que la temporada de fresas ha terminado, yo que soy tan defensora de la cocina y producto de temporada, pero todavía las encontramos, aunque un poco subidas de precio. Para esta elaboración no se necesitan muchas, así que no salen tan caros.





Olvidé deciros que en  la temporada de fresas, cuando subí al blog la receta la tarta mousse de fresas, congelo varios tuper, con la idea de hacer en verano, helados y sorbetes. La fresa es una fruta que congela muy bien.

Estos polos están ricos, ricos de verdad, cremosos y con mucho sabor a fresa, además de sanos y facilísimos de  hacer. Me  recuerdan a los frigopies que tomaba a mi hijo cuando era pequeño.

Las fotos están regular, pero con este calor es complicado hacer fotos a helados, el calor va más rápido que yo haciendo fotos

Con esta receta, me tomo un descanso, como  todos los veranos, es un postre helado y fresquito, espero volver pronto y que al contrario que yo, cocinéis  mucho y disfrutéis de la buena cocina. 

Seguiré subiendo al facebook las recetas de años anteriores.




Ingredientes para 6 polos pequeños de 70 ml

- 100 gr de fresas.
- 100 gr de queso cremoso, tipo philadephia.
- 30 ml de nata liquida
- 40 ml de leche.
- 75 gr de azúcar.
- 4 galletas maria.
- 1 cucharada de mantequilla fundida.




Ponemos en el vaso de la batidora el queso, la nata líquida, el azúcar, la leche y las fresas, trituramos todo y rellenamos nuestros moldes.

Trituramos las galletas, dejando algunos trozos mas gruesos, añadimos la mantequilla fundida y mezclamos. Repartimos las galletas sobre los polos, presionamos un poco para que se peguen a la crema de fresas, pero no demasiado.

Ponemos el palito y metemos en el congelador por lo menos 2 o 3 horas. Hasta que estén congelados.





¡Buen provecho!

jueves, 6 de julio de 2017

Espaguetis con berenjenas en salsa

Otra receta, para los que tenemos  poco tiempo.

La receta original es de berenjenas en salsa y las puedes cocinar solas, con el acompañamiento que mas te guste, patatas, arroz… o  como guarnición de carnes o pescados.

Después de hacerla muchas veces, con diferentes acompañamientos, he terminado haciéndola siempre con pasta; es como más me gusta.

El beicon no lo lleva la receta, pero las veces que lo he puesto le queda buenísimo.

Cuando los hago para mí, no le pongo beicon. Una receta apta para vegetarianos, que coman huevo.

La receta es de un libro de recetas tradicionales de Granada.




Ingredientes para 4 personas

- 400 gr de espaguetis o tallarines.
- 3 berenjenas.
- 1 cebolla grande.
- 2 dientes de ajo.
- 4 huevos cocidos.
- 150 gr de beicon. ( opcional).
- 150 ml de vino blanco.
- Harina para rebozar.
- Pimienta molida.
- Azafrán.
- Sal.
- Aceite de oliva.




Partimos las berenjenas en trozos gruesos, la pelamos o no, como mas nos guste.
La espolvoreamos con sal y dejamos escurrir ½ hora.

Lavamos los trozos de berenjena, los secamos con papel de cocina y los pasamos por harina.

En una sartén con un buen fondo de aceite de oliva, freímos la berenjena. Una vez frita la ponemos en una cazuela. En el aceite sobrante freímos la cebolla y los dientes de ajo picados finos, una vez fritos añadimos ½ cucharada de harina, sofreímos un poco y lo echamos sobre las berenjenas. 

Incorporamos el vino blanco, sal, azafrán y pimienta y dejamos hervir hasta que evapore el vino, cubrimos de agua y dejamos cocer a fuego medio hasta que la salsa espese un poco.



Cocemos la pasta como nos indique el fabricante.

Servimos la pasta con las berenjenas y su salsa encima y espolvoreamos con el huevo cocido rallado o troceado.

Si vamos a poner beicon, lo freímos en una sartén con un poco de aceite, hasta que esté bien dorado, lo escurrimos un poco y lo ponemos sobre las berenjenas o sobre el huevo cocido.


Con beicon


¡Buen provecho!