jueves, 19 de octubre de 2017

Bizcocho de calabaza especiado

Hoy es el día mundial contra el cáncer de mama y quiero recordar que yo he pasado por esa experiencia y he salido de ella. Hoy en día es el cáncer mas frecuente en mujeres, tanto en el mundo desarrollado como en vías de desarrollo.

Los países con menos tasa son los mediterráneos,  evidentemente la dieta tiene algo que ver, y afortunadamente las tasas de mortalidad van en descenso, gracias a la investigación. Cada día es más evidente la relación del cáncer de mama con la alimentación  y tenemos estudios que nos aseguran que le 50% del cáncer de mama se puede prevenir. Si quieres saber mas mira el post de la Dra Odile Fernandez.




El otoño es una estación de colores, ocres, naranjas, amarillos, rojizos, tierra… una estación melancólica y a veces triste, una estación llena de productos deliciosos para cocinar: setas, calabazas, acelgas, alcachofas, coles, coliflores, membrillos, granadas, naranjas, caquis…del mar, caballas, melvas, bonitos, besugos…y temporada de caza, perdices, liebres, ciervos….productos que en temporada es cuando están mejor de precio y de sabor.

Potajes, cremas, sopas, revueltos, carnes, pescados, pudins, tartas, bizcochos, un mundo interminable de recetas se nos abre en esta época con estos productos.


Todos productos sanos que debemos consumir casi a diario, para llevar una vida sana y saludable y así prevenir en lo posible enfermedades.




Este bizcocho, está hecho con bastantes especias, ya conocemos  el  poder anticancerígeno que tienen algunas de ellas y con azúcar moreno, pues los  azucares refinados debemos evitarlos y además la calabaza, rica en  betacarotenos, potasio, calcio, magnesio, vitamina A, C, no pararía de hablar de las propiedades de la calabaza, me encanta, tanto en preparaciones dulces, como saladas.

Este bizcocho es uno de mis favoritos, es un bizcocho húmedo, con mucho sabor.
Respeta las cantidades, si pones mas puré le costará subir y no estará tan esponjoso.
Las cucharaditas que indico en los ingredientes son de café, no de postre.
Si no quieres comprar buttermilk, lo puedes hacer como te indico abajo.
La receta es del blog El Hada de las tartas.




Ingredientes para un molde se 23 cm

-      520 gr de harina.
-      1 sobre de levadura royal.
-      1 cucharada rasa de jengibre en polvo,
-      1 cucharadita de bicarbonato.
-      1 cucharadita de sal.
-      2 cucharaditas de canela.
-      1 cucharadita de nuez moscada molida.
-      ½ cucharadita de clavo (yo puse 8 clavos bien machacados).
-      250 gr de mantequilla.
-      4 huevos.
-      250 gr de azúcar moreno.
-      250 ml de buttermilk (lo puedes hacer con 250 ml de leche y 1 cucharada de zumo de limón y dejar reposar 10 minutos).
-      330 gr de puré de calabaza.





Precalentar el horno a 175 º C.
Para hacer el puré de calabaza, lo podemos hacer asándola en el horno, cociéndola al vapor o con agua, o en el microondas. Solo decir que si la cueces con agua debes de dejarla escurrir muy bien.

Para el puré de calabaza, ponemos a cocer unos 375 gr de calabaza partida en trocitos y cubierta de agua, en el microondas a potencia máxima, 8 o 10 minutos. Escurrir y triturar. Una vez escurrida y triturada, pesamos la cantidad que necesitamos para la receta.





Batir la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, añadir los huevos de uno en uno, no echando el siguiente hasta que el anterior no esté integrado. Incorporamos 1/3 de la harina mezclada con la levadura y el buttermilk, mezclamos y añadimos el resto de la harina y el puré de calabaza, al final el bicarbonato y las especias, mezclándolo todo muy bien.

Ponemos  la masa en un molde engrasado (yo lo he forrado con papel de horno) y hornear a 175 ºC unos 45 o 50 minutos o hasta que la pincharlo con un palillo, este salga limpio, ya sabes cada horno es diferente.





¡Buen provecho!

jueves, 12 de octubre de 2017

Panzanella ( ensalada italiana de pan)

No llega el frío y a mí me sigue apeteciendo comer ensaladas. Hace tiempo que vengo haciendo esta ensalada de origen italiano, pero me ha pasado lo de siempre…las fotos, no siempre salen come me gustan  y se ha ido retrasando su entrada. Pero creo que con estas se puede apreciar bien los ingredientes de esta ensalada y lo rica que está.

Existen muchas variedades para esta ensalada  de pan italiana, tan colorida, pero todas tienen una cosa en común y es el aprovechamiento del pan duro o del día anterior mojándolo en el zumo de tomate y aceite de oliva.

A esta ensalada no se le pone mucha sal, pues con las anchoas y las alcaparras queda bastante sabrosa. Un poco al tomate es suficiente.

Si el pan es de hogaza, pues mejor, porque se mantendrá más firme y no se romperá al mojarse.




Ingredientes para 4 personas

- 800gr de tomates o algo mas. Maduros pero firmes.
- 3 dientes de ajo.
- Un puñado de hojas de albahaca.
- 200 ml de aceite de oliva bueno. Puedes necesitar algo mas.
- 50 ml de vinagre.
- 1 pepino pequeño.
- Un buen trozo de pan del dia anterior. Unas 8 rodajas de una barra normal.
- 1 pimiento rojo asado. Puedes ponerlo amarillo o de los dos.
- Una cucharada de alcaparras.
- 100 gr de aceitunas negras sin hueso.
- 4 o 6 filetes de anchoa.
- Sal.





Si los tomates tienen la piel gruesa, a mi me gusta pelarlos. Los partimos por la mitad y escurrimos el jugo en un bol . Añadimos el vinagre, el aceite, la mitad de la albahaca picada, los ajos aplastados con el cuchillo y removemos esta mezcla.

En un bol picamos los tomates, le ponemos un poco de sal, añadimos los trozos de pan y regamos todo con la vinagreta anterior. Dejamos reposar unos 15 minutos o mas. Si el pan está muy duro puede necesitar más líquido, entonces añadimos aceite y vinagre a partes iguales.




Pelamos toscamente el pepino y lo hacemos medias rodajas finas.

Antes de servir, añadimos el pepino, las alcaparras, el pimiento en trocitos o tiras , las aceitunas negras, las anchoas partidas en tiras y las hojas de albahaca que nos sobraron.

Regar con aceite de oliva y servir.





¡Buen provecho!

jueves, 5 de octubre de 2017

Confitura de tomate

Antes de que acabe la temporada natural de los tomates, vamos a hacer una confitura, que guardaremos para el resto del año. Digo temporada natural porque es cuando están mucho mas ricos, si son de cosecha al aire libre,  si son de invernadero, la puedes hacer en cualquier momento. Yo aprovecho cuando me regalan  tomates del pueblo y se  ponen maduros.
Esta confitura o mermelada, la podemos tomar en tostadas como cualquier otra mermelada, en tostas con queso de cabra, para acompañar carnes de fuertes, incluso en ensaladas, bueno y como se te ocurra.
Las conservas son algo delicadas de hacer y sobre todo de conservar. Tengo que reconocer que el tema del botulismo me da algo de yuyu, así que todas las conservas que hago, a pesar de hacerles el vacío, las guardo en el frigo. Pero es una manía mía, si el vacío está bien hecho no es necesario refrigerarlas.
No pongo cantidades, dependerá de la cantidad que quieras hacer.






Ingredientes

- Tomates.
- Azúcar.
- Un limón.
- Botes para conservas.




Lavamos muy bien los botes y los metemos en el horno, sin la tapa, unos 10 minutos a 200ºC, los dejamos enfriar.

Usaremos tomates bien rojos (si no tienes cosecha y los tiene que comprar, los de pera son muy buenos para esta preparación).

Le quitamos la piel y las semillas, los cortamos en cuadritos y los escurrimos muy bien. Los  pesamos y añadimos la misma cantidad de azúcar.





Ponemos en una cacerola el tomate con el azúcar y la piel de limón (si vamos a hacer poca cantidad pondremos solo la mitad), dejamos cocer a fuego suave hasta  que se vaya haciendo un almíbar. Cuando esté a punto de hebra floja, unos 20 o 30 minutos, se retira del fuego y se deja enfriar.

Aunque parezca que se queda algo líquida, cuando enfría espesa un poco.

Con la mermelada todavía caliente, llenamos los botes hasta el borde, los cerramos muy bien y los ponemos boca abajo, hasta que estén completamente fríos, así harán vacío y se conservaran bastante tiempo.






¡Buen provecho!

viernes, 29 de septiembre de 2017

Chipirones en salsa de almendras

Calamar o chipirón, donde está la diferencia?  Sin duda en el tamaño. Hay quien dice que son especies distintas, pero esta teoría carece de todo apoyo científico.
Para mi estos son chipirones, pero el nombre es lo de menos. Lo importante es el sabor y sin duda esta receta de la tia Mercedes, está llena de sabor, sabor a mar y sabor a campo. Una salsa que bien merece un pan de calidad, del que no dejaras ni las miguitas.
También podemos hacer la receta con calamares grandes, pero los haremos rodajas.



Ingredientes para 4 personas:

- 1kg de calamares pequeños o chipirones.
- 4 rodajas de pan, de barra normal.
- 2 cucharadas colmadas de almendras crudas.
-3 dientes de ajo.
-1 cebolla mediana.
-1 tomate.
-Pimienta en grano.
-Una pizca de cominos.
-Una hoja de laurel.
-aceite de oliva.
-sal.


Comenzamos limpiando los calamares, retiramos la cabeza y a esta le quitamos la boca o pico que tiene entre las patas, al igual que los ojos. Le sacamos la tripa y la pluma, (una especie de hueso transparente o cartílago que hace de columna del chipirón). Los lavamos bien por dentro. Yo no les quito la piel, aunque quede con peor aspecto, tienen mas sabor. Si quieres se la puedes quitar.

En una cazuela con un poco de aceite le damos unas vueltas a los calamares y las patas. Salamos.

En una sartén freímos las rodajas de pan y las almendras, retiramos y reservamos.


Freímos después los dientes de ajos y la cebolla muy picaditos, una vez fritos, añadimos el tomate rallado, sin piel ni semillas y la hoja de laurel. Ponemos un poco de sal.

Machacamos en el mortero unos granos de pimienta, unos cuantos cominos, el pan frito y las almendras. Añadimos a la cazuela con los chipirones, el majado  y el sofrito de cebolla y tomate (si quedara muy grueso lo podemos pasar por la batidora o machacar en el mortero un poco).

Incorporamos el vino, dejamos que evapore varios minutos y a  continuación cubrimos con agua,  cocer hasta que estén blandos.



¡Buen provecho!

jueves, 21 de septiembre de 2017

Tarta de zarzamoras y chocolate blanco

Estamos en plena temporada de zarzamoras, aunque según el lugar, pueden ser algo mas tempranas. Esta es la segunda vez que salgo a coger y ya quedaban pocas; en lugares cercanos a Almería ya casi están acabando, pero si nos vamos a zonas mas altas de la sierra, están en su punto.

Si este fin de semana no tienes plan, ya sabes, a coger zarzamoras, que esta tarta bien merece la pena y un día de campo es sano y divertido y venir con las manos y los brazos llenos de espinas también, ja,ja,ja.

La tarta es una adaptación de la charlota de moras y chocolate de Anna Olson (blackberry white chocolate charlotte)



Ingredientes para un molde pequeño ( 16 cm)

Para la base:

- 75 gr de galletas.
- 40 gr de mantequilla.


Para el relleno de moras (crema bávara):

- 1 sobre de gelatina neutra ( 10 gr).
- 50 ml de agua.
- 80 ml de leche.
-  90 gr de azúcar.
- ½ cucharadita de vainilla liquida.
- 2 yemas.
- 200 ml de nata para montar ( 35% MG).
- 125 gr de puré de zarzamoras ( necesitaremos unos 250 gr de zarzamoras para hacerlo).
- Una cucharadita de zumo de limón.



Para la mousse de chocolate blanco:

- 100 gr de chocolate blanco.
- 100 gr de nata para montar ( 35% MG).
- 1 cucharadita (de las de café) de gelatina neutra.
- 50 ml de leche.



Comenzamos haciendo la base de galleta. Fundimos la mantequilla y la añadimos a las galletas trituradas, mezclamos y cubrimos el fondo del molde, apretando bien con el dorso de una cuchara para que quede bien compacto y sin huecos. Dejamos reposar en el frigo mientras hacemos el relleno.

Para el puré de moras, las ponemos en un cazo, las espolvoreamos de azúcar y las cocinamos a fuego suave 10 minutos, añadimos una cucharada de zumo de limón. Pasamos por el pasapurés y reservamos. También podemos hacer el puré en crudo sin cocerlas, pero no queda el color tan bonito.


Comenzamos con la crema bávara, ponemos a calentar  la leche con la vainilla y la mitad del azúcar.

Batimos las yemas con el resto del azúcar y le añadimos poco a poco la leche,  sin parar de mover, para que no se cuajen. Ponemos la mezcla otra vez en el cazo y calentamos a fuego suave hasta que empiece a espesar, sin parar de mover, no debe llegar a hervir. Apartamos y dejamos templar.

Hidratamos la gelatina en el agua durante 5 minutos y después la añadimos a la crema anterior. Dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Montamos la nata, que debe estar bien fría.

Una vez está la crema fría, añadimos el puré de zarzamora, el zumo de limón y la nata montada, con movimientos suaves.

Echamos la crema de zarzamora sobre la base de galleta y dejamos en el frigo hasta que cuaje.



Para la cobertura de chocolate blando, empezamos fundiendo el chocolate al baño de maría, suave.
Hidratamos la gelatina en la leche y la añadimos al chocolate. Dejamos enfriar.

Montamos la nata y la incorporamos poco a poco y con movimientos suaves al chocolate.

Ponemos  el chocolate sobre la crema de moras y dejamos en el frigo de un día para otro.



¡Buen provecho!

jueves, 14 de septiembre de 2017

Rollitos de calabacín

 Se acabaron las vacaciones, ahora toca ponerse en marcha y lo hacemos con una receta muy sana y sencilla, aunque requiere su tiempo.

El calabacín es una verdura poco calórica y con este relleno nos mantenemos en la línea de las recetas ligeras, sin perder el sabor. Usa un queso en lonchas bueno, con sabor, que contraste bien con la cebolla caramelizada.




Ingredientes para 4 personas

- 2 calabacines.
- 8 lonchas de jamón de york.
- 8 lonchas de queso.
- Queso rallado.




Para la bechamel:

- 4 cucharadas de aceite de oliva.
- 2 cucharadas de harina.
- 500 ml de leche.
-sal y pimienta.




Lavamos los calabacines, le cortamos los extremos y con una mandolina los hacemos lonchas finas, si no tienes mandolina, lo puedes hacer con un cuchillo, cuidando que te queden finas.

Ponemos en el fuego una olla amplia con agua cuando empiece a hervir añadimos un poco de sal y vamos metiendo las lochas de calabacín por tandas, sin poner muchas a la vez, las dejamos unos 20 o 30 segundos, dependerá del grosor que le hayas dado, las sacamos y dejamos escurrir sobre un paño o papel de cocina.



Para montar los rollitos, juntamos varias tiras de calabacín, dos o tres, ponemos encima la loncha de jamón de york, sobre ésta la loncha de queso y encima una cucharada de cebolla caramelizada. Enrollamos y los colocamos en una fuente de horno.

En una sartén o en un cazo, ponemos las 4 cucharadas de aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos la harina, damos unas vueltas y poco a poco vamos echando la leche, hasta que tengamos una bechamel suave y sin grumos, salpimentamos y dejamos que cueza unos 6 u 8 minutos, moviendo para que no se pegue.


Ponemos la bechamel sobre los rollitos, espolvoreamos el queso rallado y gratinamos unos 15 minutos o hasta que está dorado.



¡ Buen provecho!

sábado, 2 de septiembre de 2017

Chococake

…Y llego el día en el que tendríamos que hacer de nuevo las maletas, otro momento duro… pero entre lágrima y lágrima, he hecho lo posible porque mi hijo estuviera contento y feliz, y entre otras cosas le he hecho sus dos bizcochos favoritos, el cake salado de chistorra y este chococake, un bizcocho mármol, enterito de chocolate, una delicia para los chocolateros.

Con la llegada de septiembre, comienza el curso y las clases en  Madrid comienzan antes que en Andalucía, el día 5 comienza el curso en la URJC, donde estudia mi hijo. Así, que domingo y lunes,  mudanza e instalación para el nuevo curso.

Pare este cake os he puesto los ingredientes  tal y como los tiene en su blog Maria Jose, pero yo le hago un pequeño cambio, pongo un yogourt griego que tiene 125 gr y subo la cantidad de chocolate a 150 gr.




Ingredientes

-  200 gr de mantequilla.
- 100 gr de chocolate negro ( yo lo pongo nestle postres).
- 150 gr de yogourt.
- 1 cucharadita de vainilla liquida.
- 3 huevos L.
- 250 gr de harina bizcochona ( la que lleva levadura).
-  170 gr de azúcar moreno.
- ½ cucharadita de bicarbonato.
- Una pizca de sal.


Para la cobertura

- 175 gr de chocolate nestle postres
- 150 gr de nata liquida.
- Una cucharada de mantequilla.




Precalentamos el horno a 180º.

En un cazo fundimos a fuego suave la mantequilla con el chocolate. Ponemos la mezcla en un bol y añadimos el yogourt, la vainilla, los huevos y la pizca de sal, batimos todo muy bien con unas varillas.

Mezclamos la harina con el bicarbonato y el azúcar y vamos añadiendo estos ingredientes secos,  poco a poco a la mezcla de chocolate, hasta que tengamos una masa homogénea.

Engrasamos un molde de cake, vertemos la masa y horneamos unos 50 minutos a 180ºC.

En un cazo calentamos la nata y la mantequilla, añadimos el chocolate y dejamos que se funda a fuego muy bajo, sin que hierva la nata, mezclamos y dejamos que se enfrie un poco.

Cuando el bizcocho esté tibio o casi frio, lo cubrimos con el chocolate, si es necesario le damos dos capas de chocolate.




¡Buen provecho!