jueves, 28 de abril de 2016

Salmonetes con ajoblanco

Los salmonetes no son de mis pescados favoritos, a pesar de ser un pescado caro y bien apreciado ¡¡ que le vamos a hacer!! tengo gustos un poco mas pobres,ja,ja,ja.
En Almería son muy comunes y los ponen en los bares de tapa con ajoblanco, como los he hecho hoy, pero como estos eran bien grandes, me he permitido la licencia de quitarles la cabeza y la espina y cocinar solo los filetes, que se comen con más comodidad, sobre todo con el ajoblanco.




Ingredientes para 4 personas

-         750 gr de salmontes.
-         Harina para rebozar.
-         Sal.
-         Aceite de oliva.
-         Ajoblanco.


Le quitamos a los salmonetes la tripa o la tripa y la cabeza, como tengas costumbre. Yo en este caso he sacado los filetes.
Salamos el pescado, enharinamos y freímos en una sartén con un buen fondo de aceite, hasta que estén dorados. Los sacamos y dejamos escurrir el exceso de aceite en un plato, sobre papel absorbente.
Hacemos el ajoblanco y servimos el pescado frito con él.




¡ Buen provecho !

jueves, 21 de abril de 2016

Alcachofas con salsa de cebolla

No puedo decir que es mi verdura favorita, porque me gustan todas, pero es una de las verduras que mas me gustan. No siempre las cocino tan elaboradas, simplemente cocidas y con una vinagreta, me encantan, pero con bechamel y jamón o atún y gratinada con queso…deliciosas!!!

Es una verdura que dependiendo de la zona donde se cultivan, las encontramos en dos estaciones, en otoño, desde octubre a diciembre, las compramos de buen tamaño, bastante carne y un sabor delicioso y las podemos ver otra vez a principios de la primavera, desde marzo a junio, si está cultivada en el mediterráneo. Fuera de esa época también las encontramos en las tiendas, pero su precio es mas elevado y su sabor un poco amargo y menos carnosas.


Esta receta es mi amiga Mª José, la de Herencia, la que vive en Madrid, que aunque no le gusta nada cocinar, lo que hace lo hace muy bien y esta receta heredada de su madre le sale fantástica.
No es precisamente una receta light, pero no todo tiene que ser tan, tan sano, de vez en cuando un poco de fritura no viene mal y estas alcachofas están.... para rebañar el plato. Como hizo mi invitado y fotógrafo con estas alcachofas.
A mi me gusta hacer esta receta con alcachofas frescas, pero con alcachofas congeladas no está nada mal.




Ingredientes para 4 personas

-         1 ½ k o 2 k de alcachofas frescas.
-         4 huevos cocidos.
-         1 cebolla mediana.
-         Harina para rebozar.
-         Aceite de oliva para freír.
-         Sal.



Limpiamos las alcachofas, como tengamos costumbre, quitandole las capas mas duras y dejándolas en agua con zumo de limón o unas ramitas de perejil para evitar que se oscurezcan. Las partimos por la mitad.
Las ponemos a cocer en una olla con agua y sal hasta que estén tiernas. Una vez cocidas las dejamos escurrir muy bien.
Pelamos los huevos que habremos cocido unos 12 minutos en agua y sal y los partimos por la mitad.
En una sartén con bastante aceite, freímos las alcachofas y los huevos previamente enharinados, hasta que estén dorados. Apartamos en un plato con papel absorbente.
En otra sartén o en la misma, retirando el aceite y quitando los restos de harina. Hacemos un sofrito con un poco de aceite, la cebolla muy picadita y sal. Cuando esté dorada, la pasamos por la batidora con medio vaso de agua y la volvemos a poner en la sartén ( si no quieres, no es necesario triturarla). Ponemos dentro las alcachofas, cubrimos escasamente de agua y dejamos que la salsa espese un poco, rectificamos de sal y antes de apartarlas ponemos los huevos, movemos un poco la sartén y apartamos.




¡ Buen provecho !

jueves, 14 de abril de 2016

Crabcake, burguer-cangreburguer

Creo que a más de un@ le pasa lo que a mi, mi hijo ¡¡ no soporta el pescado!! y hay que buscar formas e ingredientes con poco sabor para ir introduciendo poco a poco estos alimentos y sabores en su alimentación. Pensaréis que estoy hablando de un niño pequeño, y nada más lejos de la realidad, mi hijo ya tiene 17 años y no he conseguido incluir de forma normal el pescado en su alimentación, todo un reto para una madre a la que le gusta la cocina y comer de todo.
Pero siempre hay formas de convencer o engañar y con esta receta lo he conseguido, con las famosas hamburguesas de Bob Esponja, que imagino que nada tienen que ver con éstas, se come los palitos de surimi sin protestar.
El crabcake es una especialidad de la cocina estadounidense, más concretamente del estado de Maryland, que consiste en un pequeño pastel salado hecho con carne de cangrejo picada, frito o empanado y que se sirve con salsa tártara o ketchup.
La receta es de Carmen del blog e-cocina, que me encanta, hacedle una visita, os gustará.


Ingredientes para 4 hamburguesas

-         250 gr de palitos de cangrejo ( surimi).
-         3 cucharadas de cebolla picada muy fina.
-         1 diente de ajo picado.
-         2 ramitas de perejil.
-         2 cucharadas de mahonesa.
-         3 cucharadas de miga de pan del día anterior.
-         1 huevo.
-         Harina para rebozar.
-         Aceite de oliva.


Picar muy finos los palitos de cangrejo, yo lo hago con la picadora ( si son refrigerados, se pueden chafar con un tenedor, pues son un poco más blanditos que los congelados). Añadimos la mahonesa, el perejil picado, el ajo, la cebolla, la miga de pan desmenuzada, el huevo batido, mezclamos todo muy bien y dejamos reposar en el frigo un buen rato.
Dividimos la masa en 4 porciones, hacemos bolas, las pasamos por harina, aplastamos y freímos en una sartén con un pelín de aceite de oliva y a fuego medio-lento.
Montar sobre un pan de hamburguesa con tomate frito o crudo, lechuga, queso, huevo cocido, ketchup, mahonesa y lo que se te ocurra.




¡ Buen provecho !

jueves, 7 de abril de 2016

Naranjas glaces

Terminamos marzo con receta dulce y empezamos abril con más dulce, pero en este caso un postre más sano, ligero y fresquito.
Es un postre de lo mas vistoso, en ocasiones las he preparado para Navidad, con las primeras naranjas, ya que no es nada pesado y sienta muy bien después de una comida muy copiosa.
Ahora las naranjas están muy maduras y dulces y no es necesario ponerle tanta azúcar, pero como suelo decir, eso va en gustos.
A mi me gusta servirlas enteras, pero también las podemos servir en rodajas.



Ingredientes para 4 personas

-         4 naranjas.
-         El zumo de 1 naranja.
-         200 ml de agua.
-         300 gr de azúcar (mejor un poco menos).
-         Zumo de ½  limón.
-         3 cucharadas soperas de licor de naranja o cointreau (yo no lo pongo).
-         2 cucharadas soperas de piel de naranja en tiras finas.



Pelamos las naranjas en vivo (cortamos la piel y la membrana que cubre el gajo). Con parte de las cáscaras hacemos tiras finas, sin parte blanca, solo corteza y las ponemos a cocer en un cazo con un poco de agua fría, cuando empiecen a hervir se retiran del fuego, le quitamos el agua, volvemos a cubrir con agua fría y dejamos cocer 20 minutos a fuego medio, se vuelve a tirar el agua y se reservan. En ese mismo cazo ponemos el agua y el azúcar y dejamos cocer a fuego lento, cuando el azúcar esté bien disuelta subimos el fuego y dejamos cocer a fuego fuerte 5 minutos, añadimos después las tiras de naranja y dejamos cocer a fuego lento hasta que las tiras estén casi transparentes. Retiramos del fuego y añadimos el zumo del medio limón y de la naranja y el licor.
Ponemos las naranjas en una fuente de cristal, enteras o en rodajas gruesas, se vierte encima el almíbar y dejamos reposar en el frigo, regándolas de vez en cuando con el almíbar.
Servir muy frías.





¡ Buen provecho !