jueves, 30 de junio de 2016

Minis croissants con masa quebrada de queso

Esta semana cambio de tercio…… y cocinamos un aperitivo muy rico, divertido y con una masa diferente y muy original.
Esta masa es muy versátil, no solo podemos hacer croissant, la podemos usar para quiches, tartaletas, empanadillas, etc.
Es una masa muy sabrosa y nada complicada.
El relleno lo dejo a vuestro gusto, yo le he puesto paté, pero le podéis poner sobrasada, cualquier tipo de queso o lo que se os ocurra.
La receta es del blog de Loli de Facilutil, que aunque ahora no está en activo, espero que le guste ver una de sus recetas en mi blog.
Croissant en fracés quiere decir creciente, en el sentido del "cuarto creciente lunar" que hace referencia a la forma de media luna. Aunque existen muchas leyendas en relación al origen de estos bollitos, parece ser que la mas creíble está en la historia de los panderos de Viena que contribuyeron a que esta ciudad fuera salvada del los soldados otomanos. Para saber mas pincha aquí.


Ingredientes para unos 15 minis croissant

-      45 gr de mantequilla.
-      90 gr de harina.
-      90 gr de queso philadelphia.
-      Una pizca de sal.
-      Huevo para pintar.
-      Semillas o hierbas para espolvorear ( yo he puesto sésamo)

Relleno:
-      Paté, sobrasada, quesos……






Cortamos la mantequilla en trocitos pequeños y la mezclamos con la harina, el queso y la sal, hasta que quede todo bien integrado. Si estuviera muy dura, le añadimos unas cucharaditas de agua, hasta que tenga una consistencia manejable. La tapamos y dejamos reposar en el frigo aprox. 1 hora.
La extendemos con un rodillo, hasta dejarla con un grosor de unos 3 mm. La cortamos en triángulos, ponemos el relleno y enrollamos desde la parte mas ancha a la mas estrecha.


Los ponemos en la bandeja del horno sobre papel de hornear, pintamos con huevo y espolvoreamos con sésamo o hierbas.

Horneamos unos 20’ a 180ºC, con el horno previamente caliente o hasta que esté dorados.





¡ Buen provecho !

jueves, 23 de junio de 2016

Cazuela de espárragos trigueros

Que trabajo me ha costado subir esta receta, es un plato que hago con frecuencia, pero las fotos… siempre las dichosas fotos, no se, si es un plato difícil de fotografiar o yo que soy un poco “ negá” para la fotografía, supongo que un poco de las dos cosas.
Pero ya he decidido que con estas os tenéis que conformar y con mi palabra de que el plato a pesar de no apreciarse bien, está muy muy rico.
Todavía encontramos buenos espárragos, aunque la temporada es en primavera y es cuando están mas sabrosos.


Ingredientes para 4 personas

-         ½ k de espárragos trigueros.
-         4 huevos.
-         ¼ de jamón serrano cortado en tiras.
-         Caldo de pollo (puede ser avecrem).
-         4 rebanadas de pan del día anterior.
-         4 dientes de ajo.
-         80 gr de almendras crudas.
-         Pimentón dulce.
-         Aceite de oliva.
-         Sal y pimienta.
-         Azafrán.



Troceamos los espárragos y los salteamos en una sartén con un fondo de aceite y el jamón serrano. Reservamos.
Freímos a parte con un poco de aceite los ajos, enteros o partidos y las almendras, los retiramos y freímos el pan. Majamos todo en un mortero con un poco de sal y pimienta.
Ponemos en una cazuela los espárragos con el jamón, el majado y cubrimos con el caldo, rectificamos de sal y dejamos que hierva durante 15 minutos.
Si queremos hacerlos de forma individual, dividimos en 4 partes y lo ponemos en cazuelitas de barro, añadimos un huevo y dejamos cocer unos minutos. También podemos poner los  huevos en la misma cazuela. Como yo he hecho.




¡ Buen provecho !

jueves, 16 de junio de 2016

Canelones de calabacín y langostinos

Si hablamos de rellenos de canelones, no acabaríamos en todo el día. En unos canelones cabe de todo, verduras, carnes, pescados, mariscos y todo bien ligado con una salsa cremosa, es un plato delicioso.
Con este relleno que está irresistiblemente bueno, no es necesario rellenar canelones, podemos rellenar crepes, empanadillas, saquitos con pasta brick, hacer una lasaña o lo que se te ocurra.
Anímate y no dejes de probar un bocado tan divino.



Ingredientes para 5 o 6 personas

-         20 placas de canelones.
-         400 gr de calabacines.
-         300 gr de langostinos crudos y enteros.
-         25 gr de harina.
-         200 ml de caldo de las cabezas de los langostinos y 100 ml de leche.
-         5 o 6 cucharadas de tomate frito casero.
-         Queso rallado.
-         1 cebolla mediana.
-         1 pimiento pequeño.
-         Aceite de oliva.
-         Sal.
-         Orégano.



Para la bechamel:
-         1 cucharada colmada de harina.
-         300 ml de leche.
-         Sal.
-         2 cucharadas de aceite de oliva.


Comenzamos cociendo las placas de los canelones, como indique el fabricante.
Pelamos los langostinos, le quitamos la cabeza y ponemos estas y las cáscaras a hervir en una olla, cubiertas de agua. Las dejamos hervir varios minutos y apartamos. Aplastamos un poco las cabezas con la maza del mortero o con el revés de una cuchara y después colamos y reservamos.
Picamos muy menudo, la cebolla, el pimiento y el calabacín.
Ponemos al fuego una sartén con un fondo de aceite de oliva y comenzamos friendo la cebolla y el pimiento, una vez bien pochados añadimos el calabacín, cuando tengamos todo bien sofrito, añadimos la harina, damos unas vueltas y añadimos el caldo y la leche, dejamos hervir varios minutos y añadimos los cuerpos de los langostinos, cuando empiece a hervir otra vez apartamos, los langostinos se hacen con el calor de la crema. Rectificamos de sal.



Rellenamos las placas de los canelones con la crema de calabacín y langostinos.
Para hacer la bechamel, sofreímos la harina en el aceite, añadimos la leche y dejamos hervir hasta que espese. Rectificamos de sal.
En un molde de horno, ponemos la bechamel en el fondo, encima los canelones, los cubrimos con la salsa de tomate, un poco de orégano y el queso rallado. Gratinamos.


¡ Buen provecho !

jueves, 9 de junio de 2016

Tarta fácil de chocolate blanco

                       
Por fin…… un postre!!!!!  y con éste comenzamos la temporada de postres mas frescos, ya es hora de apagar el horno, que por estas tierras del sur, el calor empieza a ser insoportable.
Esta tarta es de María José del blog pasen y degusten, que tiene una larga lista de postres rápidos, sencillos, muy ricos y resultones, para muestra esta tarta de chocolate blanco, para los amantes de lo muy dulce, un bocado suave y cremoso que te encantará.
Yo le he puesto la base de galletas como lo hizo ella, que con los trocitos de chocolate, esta de muerte, pero si quieres acortar tiempo, queda muy bien  sin base.



Ingredientes para una tarta grande ( molde de 23 cm)

-         200 gr de chocolate blanco.
-         500 gr de nata líquida.
-         250 gr de leche.
-         130 gr de azúcar.
-         250 gr de queso cremoso philadelphia.
-         2 sobres de cuajada.


Para la base
-         250 gr de galletas tipo digestive.
-         45 gr de chocolate negro.
-         60 gr de mantequilla.


Trituramos las galletas y el chocolate, añadimos la mantequilla fundida y mezclamos bien, con esta pasta forramos el fondo de un molde, desmoldable, sellando bien los bordes.
Disolvemos los sobres de cuajada en un poco de leche, hasta que no tenga grumos.
Ponemos a calentar a fuego medio, el resto de la leche, con la nata, el chocolate, el queso y el azúcar y no paramos de mover con varillas, hasta que se mezcle todo bien. Cuando empiece a hervir añadimos la leche con la cuajada y movemos hasta que vuelva a hervir, dejamos un ratito al fuego y cuando veamos que empieza a espesar la retiramos y vertemos sobre las galletas.
Dejamos enfriar y después la ponemos en el frigo.



¡ Buen provecho !

viernes, 3 de junio de 2016

Quiche de avena con queso y espinacas

Si este quiche tiene algo de original, sin duda que es la masa, porque el relleno siempre lo podemos cambiar a nuestro gusto. Si no te atreves con la masa quebrada, esta es mucho más sencilla, deliciosa y diferente.
Es una receta vegetariana, que no vegana, porque estos últimos, no comen ni queso ni huevos.
La receta es la que viene o mejor dicho venía en la caja de copos de avena bruggen, la que venden en mercadona. Yo le he cambiado el queso, en la receta lleva queso feta, pero éste me gusta poco y yo le he puesto mozarella, quizás no sea el queso más sabroso, pero a mí me gustó mucho como quedo. Un queso tipo cheddar, enmental o incluso un queso manchego, sin duda lo hará más sabroso y si nos atrevemos y le ponemos unos taquitos de jamón o unas gambas peladas, tiene que estar delicioso, aunque para mí ya lo estaba tal cual.
Espero que os guste tanto como a mi.



Ingredientes para un quiche grande

-      250 gr de copos de avena.
-      100 gr de mantequilla fundida.
-      1 huevo.
-      1 cucharadita de tomillo.


Para el relleno
-      500 gr de espinacas frescas.
-      100 gr de queso feta (yo puse mozzarella, pero puedes poner cualquier otro queso).
-      2 huevos.
-      150 ml de nata para cocinar.
-      Aceite de oliva.
-      Pimienta.
-      Sal.


Mezclamos lo ingredientes de la masa, hasta que estén bien integrados. Forramos con ella un molde desmoldable. No es una masa fácil de manejar, así que lo mejor es que la eches en el molde y con el dorso de una cuchara la vayamos aplastando (como cuando hacemos una base de galletas para una tarta) incluidas las paredes.
Horneamos durante 20’ a 180ºC.

masa antes de hornearla

En una sartén con un fondo de aceite ponemos las espinacas troceadas o en hojas, un pelin de sal y las salteamos un par de minutos.
Batimos los huevos con sal y pimienta, añadimos la nata, las espinacas y mezclamos todo.
Vertemos la mitad de la mezcla sobre la masa, encima ponemos casi todo el queso en trocitos y reservamos un poco. Añadimos el resto de masa y ponemos encima el queso reservado.
Horneamos otros 20’ a 180ºC.




¡ Buen provecho ¡